La nueva caravana pretende llegar en tres semanas a EE.UU.

El grupo, que supera las 600 personas, puso en alerta a gobiernos de Trump y AMLO.


Tal como ocurrió con la primera caravana, que se organizó a través de las redes sociales, un grupo de al menos 600 centroamericanos, en su mayoría hondureños, puso en marcha hoy un nuevo viaje desde Honduras rumbo a Estados Unidos. Sus organizadores estiman que podrían completar la ruta en tres semanas.

Utilizando la misma estrategia de las 2 mil personas que partieron a Estados Unidos el 12 de octubre del año pasado, la nueva caravana salió desde San Pedro Sula, para escapar de la violencia y falta de oportunidades.

Sin embargo, la nueva caravana ha puesto en alerta a los gobiernos de Donald Trump y Andrés Manuel López Obrador (AMLO), que rápidamente comenzaron a advertir sobre el arribo del grupo.

Tras varios intentos de caravanas anteriores para cruzar la frontera de manera ilegal, ambas administraciones intentan imponer sus respectivas regulaciones y prohibiciones.
Donald Trump ha insistido que la solución a la inmigración ilegal es un muro, a lo largo de la frontera de 3 mil kilómetros entre ambos países. “¡Sólo un muro funcionará! ¡Solamente una pared, o barrera de acero, mantendrá nuestro país seguro!”, ha dicho el Presidente republicano, cuya idea ha provocado el cierre parcial del gobierno más largo de la historia debido al rechazo del Congreso para la entrega de fondos para la gran valla.

A su vez, desde el Ejecutivo de AMLO, apuntaron a un plan para enfrentar el nuevo éxodo. A través del subsecretario de Derechos Humanos, Migración y Población, Alejandro Encinas, se explicó que la estrategia busca garantizar derechos, pero al mismo tiempo se hará respetar la ley.

Hasta esta noche, la avanzada de estos nuevos migrantes esperaba llegar hasta Tres Ríos, al centro de Guatemala. Mientras que para este miércoles, la idea es alcanzar el Petén, al norte del país.

Seguir leyendo