Las dudas sobre un eventual gobierno del PSOE y UP

TOPSHOTS-(47282077)

El Presidente del gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y Pablo Iglesias, líder de Unidas Podemos, se abrazan tras el acuerdo alcanzado el martes. Foto: AFP

Un día después de la firma del acuerdo, la bolsa española experimentó fuertes caídas. Algunos expertos señalan que aún es temprano para especular sobre qué podría pasar.




"Es tiempo de dejar atrás cualquier reproche", aseguró el martes Pablo Iglesias, líder de Unidas Podemos, tras firmar el acuerdo para formar un gobierno de coalición con el Presidente del Gobierno en funciones, el socialista Pedro Sánchez. Según expertos, el pacto era esperable porque el PSOE no contaba con muchas alternativas. Sin embargo, dada la compleja relación que han tenido ambos líderes a lo largo de los años, nadie esperaba que se diera tan fácilmente.

"Todo el mundo dice que la rapidez del acuerdo obedece a la fuerza de Vox, pero yo matizaría. Fuimos a nuevas elecciones porque el PSOE pensaba que no había tocado techo y Unidas Podemos que había tocado suelo. El Partido Socialista ha perdido 700 mil votos (3 escaños) y Unidas Podemos, 600 mil (7 escaños). Ambos suman menos que en abril, así que ya se ha visto que la repetición achica a la izquierda", dijo a La Tercera el politólogo español Pablo Simón.

Que hayan firmado el acuerdo no quiere decir que estén dispuestos a ceder en sus posturas, pero saben que es necesario para evitar unas terceras elecciones en menos de un año.

Fuentes socialistas ya adelantaron que habría tres vicepresidencias: una social, para Pablo Iglesias, una económica, para la actual ministra Nadia Calviño, y una política, para la actual vicepresidenta, Carmen Calvo.

En cuanto a la estrategia económica pactada, se habla de un "equilibrio presupuestario", que obliga a que todos los gastos sean acompañados por un alza de impuestos, para que no aumente el déficit. Por eso, los inversionistas también miran con cierto recelo este pacto anunciado el martes. Un día después de la firma, la bolsa española ya experimentaba fuertes caídas.

Si bien ambos líderes han dicho que dejarán sus diferencias de lado para formar un gobierno, los analistas creen que la tarea no les será fácil. "Será un gobierno con muchas limitaciones al no contar con una mayoría parlamentaria estable, porque tendrá que negociar todas sus decisiones medianamente importantes con fuerzas políticas muy diferentes, que harán de la gestión gubernamental una actividad muy penosa y difícil", dijo a La Tercera Manuel Mella, profesor de la Universidad Complutense de Madrid.

Sin embargo, Josep Colomer, politólogo y autor de España: la historia de una frustración, indicó a La Tercera que es muy temprano para especular. "Aún no hay gobierno. Para que Pedro Sánchez sea investido, necesita la abstención de Esquerra Republicana de Cataluña. Si ERC coopera con el gobierno español, aunque solo sea absteniéndose en la investidura, sin duda será acusado de traidor por los otros independentistas. La posición de Podemos respecto de Cataluña fue la principal causa de que no se formara gobierno hace seis meses, porque Pedro Sánchez temía que pidieran el referendo. Ahora no sabemos qué harán", advierte Colomer.

Comenta