Líder de los liberales europeos y ex primer ministro belga: "Los populistas amenazan a la UE cada vez que ignoran nuestros valores"

Voters are seen at a polling station for the European elections taking place despite Brexit (45666701)

Votantes en una mesa electoral para las elecciones europeas, en South Croydon, Reino Unido, el jueves.

El expremier Guy Verhofstadt advierte que estas elecciones del Parlamento Europeo son clave. Además plantea que un Brexit sin acuerdo "sería un desastre".




Su flequillo y sus gafas modernas le dan un cierto aire juvenil, pero Guy Verhofstadt (Termonde, Bélgica, 1953) es uno de los más veteranos dirigentes de las instituciones europeas. Europeísta acérrimo (es autor de un libro titulado Los Estados Unidos de Europa), el ex primer ministro belga y candidato fallido a la presidencia de la Comisión Europea en 2009 (vetado por Londres cuando era el favorito) y 2014, es el líder de los liberales europeos. Tras los comicios europeos, se espera que su grupo tenga todas las cartas para inclinar a izquierda o derecha las mayorías en el Parlamento Europeo. Verhofstadt es también el representante del Parlamento Europeo en la negociación del Brexit.

Los partidos nacional-populistas podrían tener un gran resultado en estas elecciones. ¿La Unión Europea está en peligro?

Lo que está claro es que estas elecciones son una de las más importantes. Todo lo que hemos construido está amenazado ahora por quienes quieren destruir la Unión Europea y todo lo que hemos conseguido en las últimas décadas. Es una elección entre proeuropeos y aquellos que quieren destruir la Unión Europea desde dentro. La elección nunca ha estado tan clara.

¿Votar a favor de Europa o en contra de Europa?

Exactamente. Las elecciones serán una batalla entre dos bandos. Por un lado los populistas y nacionalistas. Por otro lado, una alternativa proeuropea. Después de los comicios formaremos un grupo proeuropeo en cooperación con el presidente francés Emmanuel Macron (podrían aportar una veintena de eurodiputados) para ser la alternativa a los populistas y a la vez romper el bloqueo entre socialdemócratas y conservadores. Un nuevo grupo con nueva energía para cambiar Europa y dar un nuevo impulso al proyecto europeo.

Esos partidos nacionalistas podrían ocupar alrededor del 25% de los escaños del próximo Parlamento Europeo. ¿Pero el riesgo no está en el Consejo Europeo (el órgano que reúne a los gobiernos), en la Hungría de Orban, la Italia de Salvini o la coalición con la ultraderecha de Kurz en Austria?

Los populistas ya amenazan a la Unión Europea cada vez que ignoran nuestros valores y el Estado de derecho. El Parlamento Europeo votó varias veces sanciones contra gobiernos como el polaco o el húngaro, pero está en manos del Consejo tomar las acciones pertinentes. La Comisión Europea les envía cartas, pero hace falta más, hacen falta incluso sanciones económicas contra los gobiernos que no respetan los derechos de las minorías en sus países. Es una prioridad absoluta para la próxima Comisión Europea.

Se va Angela Merkel, se va Reino Unido, los sondeos dicen que apenas el 25% de los franceses aprueba a Macron, Italia está en fuera de juego con su gobierno nacional-populista, Polonia en una situación similar, España todavía busca un gobierno estable. ¿Hacen falta nuevos líderes en Europa?

Hay sin duda una tendencia a votar líderes iliberales que difunden un mensaje populista y sencillo en el que culpan de los problemas internos a la Unión Europea. Los proeuropeos tienen que unirse para mostrar a la gente que trabajar juntos es la única manera de hacer frente a los desafíos transnacionales como la crisis migratoria, el cambio climático, la imposición de impuestos justos a las multinacionales, la protección de nuestra privacidad o la lucha contra el terrorismo. Juntos somos más fuertes. A la vez, tenemos que renovar la Unión Europea, ponerla en forma para el futuro.

El Brexit se alarga. ¿Cree que la prórroga hasta el 31 de octubre es una buena idea?

Creo que lo importante es que los británicos decidan de una vez qué quieren hacer, salir con un acuerdo, sin acuerdo o no quedarse. Ya gastamos demasiada energía en este proyecto negativo. Tenemos que poner nuestros esfuerzos en renovar la Unión Europea para que la gente vuelva a estar orgullosa de ser parte del más importante proyecto de paz nunca puesto en marcha en Europa.

¿Hay forma de controlar el comportamiento de los británicos durante este período?

Es su responsabilidad comportarse. Un Brexit sin acuerdo sería un desastre para todos.

Comenta