Lula busca inscribir hoy su candidatura pese a adverso escenario legal

El PT acudirá al Tribunal Superior Electoral en Brasilia para realizar el trámite. La entidad tiene hasta el 17 de septiembre para juzgar el registro.


El Partido de los Trabajadores (PT) se valdrá hoy de la “presión popular” para registrar la candidatura presidencial de Luiz Inácio Lula da Silva, que inscribirá ante el Tribunal Superior Electoral (TSE) en Brasilia, pese a que puede ser impugnada por su condición de condenado en segunda instancia por corrupción.

Tres columnas de un millar de personas llegaron ayer a Brasilia, en la llamada “Marcha Nacional Lula Libre”, que partió el sábado desde tres localidades a unos 50 km. de la capital, para pedir que el líder petista, que desde abril purga una pena de 12 años de cárcel por corrupción, pueda participar en los comicios de octubre.

Los activistas de los movimientos sociales marcharán hoy hacia el TSE, donde miembros del PT, entre ellos el compañero de fórmula escogido por Lula, el exalcalde de Sao Paulo, Fernando Haddad, inscribirán su candidatura, en el último día del plazo legal.

Impedido por la justicia de participar en los debates televisivos, Lula busca hacer llegar su mensaje a través de otros medios. En una columna publicada ayer en el diario The New York Times, volvió a denunciar que su encarcelamiento en una prisión de Curitiba es la “fase más reciente de un golpe de Estado en cámara lenta diseñado, según él, para marginar de forma permanente a las fuerzas progresistas de Brasil”.

Pero las aspiraciones de Lula tienen un complicado obstáculo jurídico por una ley que él mismo sancionó en 2010 (Ley de Ficha Limpia), cuando aún gobernaba, la cual establece que una persona con una condena confirmada en segunda instancia no puede aspirar a ningún cargo electivo.

Hasta ahora, todas las apelaciones intentadas por Lula han sido rechazadas sistemáticamente en los tribunales, por lo que el PT ha reforzado la “defensa política” de su candidato, aún con la seria posibilidad de que sea impugnado por la justicia electoral. En efecto, le corresponde al TSE determinar la elegibilidad de Lula. El tribunal tiene plazo hasta el 17 de septiembre para juzgar el pedido de registro de la candidatura del petista.

“Si la candidatura de Lula consigue ser no sólo inscrita sino también homologada por el TSE, cosa que veo difícil, entonces el PT tendrá una gran victoria”, señala a La Tercera Rafael Duarte Villa, analista de la Universidad de Sao Paulo. “Ahora, si la decisión de TSE es por no homologar la candidatura, el PT corre el riesgo de estar perdiendo un tiempo precioso para una alternativa petista, probablemente Haddad, en términos de exposición y de conocimiento del “real” candidato por parte del electorado, sobretodo de ese 30% que votaría incondicionalmente por Lula pero que no sería transferido tan automáticamente al candidato real del PT”, advierte.

Merval Pereira, columnista de O Globo, cree que la insistencia del PT con la candidatura de Lula “tiene el objetivo de intentar que en los primeros días de campaña electoral, que comienza el 31 de agosto, pueda participar en los programas de radio y televisión”. “La defensa de Lula pretende llevar los recursos hasta el 17 de septiembre, para que su foto aparezca en la urna electrónica”, escribió Pereira. “Si logra llegar a la urna, crearía un impasse institucional, pues si, como todo indica, es impugnado, todos los votos dados a su fórmula serán anulados (…). Es claro que anular los votos del candidato victorioso provocaría una crisis política, pero es la ley”.

La inscripción de la candidatura de Lula coincide con el cambio en la presidencia del TSE. Ayer Rosa Weber asumió en reemplazo de Luiz Fux. Este último, en su discurso de despedida, fue categórico: “Yo siempre afirmé que un candidato condenado en segunda instancia es inelegible”.

A juicio del analista Luis Nassif, Lula y el PT no deberían alimentar “ningún optimismo”. “Rosa Weber, la mayoría de los ministros del Supremo Tribunal Federal, del Superior Tribunal de Justicia y la procuradora general de la República están actuando nítidamente para no hacer viable la candidatura de Lula”, dijo Nassif a La Tercera. Pero Pereira cree que el TSE “no parece dispuesto a permitir que la inseguridad jurídica perturbe la elección”.

#Tags


Seguir leyendo