Lula da Silva arremete contra Bolsonaro desde la cárcel: Brasil es gobernado por "una banda de locos"

LulaWEB

El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva en un acto del lanzamiento del libro "La verdad vencerá: el pueblo sabe por qué me condenan", el 16 de marzo.

El exmandatario habló por primera vez desde que cumple una condena de 8 años y 10 meses de prisión en Curitiba. Insistió sobre su inocencia, criticó al gobierno de Bolsonaro y recordó a su nieto fallecido.




El expresidente brasileño, Lula Inazio da Silva habló por primera vez desde que cumple una pena de más de 8 años en la cárcel de Curitiba. En una entrevista para periodistas de El País y Folha da S. Paulo, Lula habló sobre el exjuez Sérgio Moro y del actual gobernador de Brasil, Jair Bolsonaro.

El exmandatario de izquierda (2003-2010), de 73 años, reiteró que es inocente y dijo estar "obsesionado" con probar la "farsa" judicial que lo mantiene tras las rejas desde hace un año bajo cargos de corrupción pasiva y lavado de dinero.

"Estoy obsesionado por desenmascarar al juez Moro y a aquellos que me condenaron. Quiero probar la farsa que se montó en el Departamento de Justicia de los Estados Unidos", aseveró.

"No hay problema si me quedo aquí el resto de mi vida. Quien no duerme bien es Moro", dijo criticando al exjuez Sergio Moro que lo condenó en el marco de las investigaciones del caso Lava Jato. "Reafirmo mi inocencia, comprobada en diversas acciones".

"Sé muy bien el lugar que la historia me reserva. Y sé también quién estará en el basurero", afirmó Lula, a quien el encierro del último año en Curitiba (sur) no parece haberle afectado el carisma ni la vitalidad, según fragmentos de la entrevista filmada, divulgados por la edición brasileña de El País.

Tras más de un año de silencio, el expresidente criticó al actual gobierno de Jair Bolsonaro que asumió su cargo el 1 de enero de este año. Lula aseguró que Brasil es gobernado por una "banda de locos".

"No puede ser que este país esté gobernado por esa banda de locos. El país no se merece eso y sobre todo el pueblo no se merece eso", afirmó Lula citado por Folha de S. Paulo, en referencia al gobierno del ultraderehchista Jair Bolsonaro.

En la instancia que se prolongó por dos horas, asegura El País, tuvo oportunidad de hablar sobre su nieto Arthur Araujo Lula da Silva que falleció el 1 de marzo producto de una infección de una bacteria poco común.

"A veces pienso que sería más fácil que yo me hubiera muerto en vez de él", dice mientras se emociona al hablar de su nieto. "Ya viví 73 años; podría haberme muerto y dejar que mi nieto viviera".

La entrevista, pedida el año pasado por los dos medios informativos, fue autorizada por la justicia y es la primera que Lula concede desde que fue detenido el 7 de abril de 2018.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.