Macron abordará mañana la crisis de “chalecos amarillos” junto a sindicatos y representantes políticos

Autor: Agencias

Manifestantes se enfrentan a la policía cerca del Arco del Triunfo de París, el sábado. Foto: AFP

Luego de la reunión, el presidente de Francia se dirigirá al país para anunciar "medidas concretas e inmediatas" para responder a la crisis.


El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha convocado mañana a los sindicatos y a la patronal para consultarlos y, sobre todo, presentarles las medidas con las que pretende abordar la crisis de los “chalecos amarillos”, la más grave en los diecinueve meses que lleva en el poder.

Según la emisora France Info, a la cita, fijada para las 10.00 hora local (09.00 GMT), también está previsto que acudan los presidentes de la Asamblea Nacional y del Senado, así como responsables de asociaciones de municipios y regiones.

Luego el presidente Macron “se dirigirá a la Nación” el lunes a las 20h00 locales (19h00 GMT), informó este domingo el Elíseo, sin proporcionar mayores detalles.

Sin embargo la ministra de Trabajo, Muriel Pénicaud aseguró que anunciaría “medidas concretas e inmediatas” para responder a esta crisis.

El jefe del Estado ha guardado silencio durante toda esta semana, desde que el domingo volvió de la cumbre pasado del G20 en Buenos Aires, y ha dejado que sea su primer ministro, Édouard Philippe, quien afronte en primera línea la gestión de las protestas de los “chalecos amarillos.

Este movimiento desestructurado y sin líder representa sobre todo a la población de clase modesta, que considera que la política social y económica de Macron beneficia a los ricos.

Comenzó con manifestaciones contra un alza de los impuestos a los combustibles, y se ha convertido en un movimiento popular frente a la pérdida  de poder adquisitivo y contra el propio presidente.

Es una “catástrofe para los comercios, una catástrofe para nuestra  economía”, estimó el ministro de Finanzas, Bruno Le Maire, este domingo,  después de cuatro sábados consecutivos de protestas de los “chalecos  amarillos”, que degeneraron en actos violentos.

El ministro dijo que la caída de la actividad -varios comercios tuvieron  que cerrar a pocas semanas de la Navidad- es de al menos 15% en la gran  distribución, y de hasta 40% para los pequeños comercios.

En cuanto al turismo, las reservas para las vacaciones de Fin de Año  retrocedieron en por lo menos 10%, según cifras del grupo nacional de cadenas  hoteleras.

Seguir leyendo