Macron anuncia medidas pero no convence a los “chalecos amarillos”

Manifestantes con chalecos amarillos observan el mensaje televisado del Presidente Emmanuel Macron, en una cabina de peaje en la autopista de La Ciotat, cerca de Marsella. Foto: Reuters

Si bien algunos anuncios del Presidente francés fueron bien recibidos por los franceses, una parte llamó a una quinta movilización para este sábado.


“Sé que les hice daño a algunos de ustedes por mis comentarios. Quiero que esta noche sea muy clara para ustedes: si luché para cambiar el sistema, es precisamente porque quiero servir a nuestro país”, dijo este lunes el Presidente francés, Emmanuel Macron, al romper su largo silencio y hermetismo sobre la furia de los “chalecos amarillos”, en su mensaje a la nación.

“Un mea culpa inédito”, señaló el diario Le Figaro. Sin embargo, el anuncio no parecía calmar a una parte de la población, que reconoció los “gestos”, pero fueron considerados como “insuficientes” o “incompletos” para detener la lucha. Así, se anunció una quinta manifestación para este sábado.

Macron, en un mensaje televisado de 13 minutos, decretó estado de urgencia económico y social y anunció un aumento al sueldo mínimo (1185 euros netos) de 100 euros por mes a partir de 2019. Una medida que había sido descartada por la ministra del Trabajo. De todos modos, las dudas no tardaron en surgir y los “chalecos amarillos” comenzaron a preguntarse si aquello sería neto o bruto.

El Presidente también canceló el aumento a la Contribución Social Generalizada (CSG), un impuesto que financia la seguridad social, para los jubilados que reciben menos de 2.000 euros al mes. Hasta ahora el techo para el aumento de la CSG para jubilados era de 1280 euros. Una medida que fue bien recibida por los pensionados.

El mandatario, además, pidió a los empleadores “que puedan” entregar una prima de fin de año a los trabajadores, exenta de cargos e impuestos, al igual que el pago de las horas extraordinarias.

Sin embargo, Macron no cedió ante el restablecimiento del Impuesto Sobre la Fortuna (ISF), que claman intensamente los “chalecos amarillos”. Dicho impuesto gravaba el patrimonio neto imponible superior a los 1,3 millones de euros y Macron lo reemplazó a inicios de su mandato por el Impuesto sobre la Fortuna Inmobiliaria (ISF). Aquella decisión ha sido considerada como el “pecado original” del mandatario, puesto que desató el enojo de la clase media. Su restablecimiento ha sido una de las principales peticiones de los “chalecos amarillos”, además del alza a los precios del combustible.

“De acuerdo con los compromisos que asumí ante ustedes, este impuesto ha sido abolido para aquellos que invierten en la economía y, por lo tanto, ayudan a crear empleo”, dijo Macron, y agregó que “ir hacia atrás nos debilitaría, ya que (estamos en el proceso de) crear puestos de trabajo en todos los sectores “. Por eso, señaló que se reunirá con el sector empresarial para que contribuyan a la crisis.

Con respecto a una “profunda reforma estatal”, anunció un “debate sin precedentes” para “construir los cimientos de nuestro nuevo contrato con la Nación”.

Macron comenzó su jornada con una serie de encuentros en el Palacio del Elíseo. Así, se reunió con 37 personeros, incluido el primer ministro Edouard Philippe, 12 miembros del gobierno, jefes de los principales sindicatos y patronales, los presidentes de la Asamblea Nacional, el Senado, y asociaciones.

Pero las reacciones y las críticas no tardaron en llegar. El secretario general de la Confederación General del Trabajo, Philippe Martinez, anunció una movilización para este viernes, al juzgar las medidas como insuficientes. En tanto, el presidente de Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon, señaló que cree que “el Acto V de la revolución ciudadana en nuestro país el próximo sábado será un momento de gran movilización”. Marine Le Pen, del partido de ultraderecha Agrupación Nacional, escribió en Twitter que “ante el desafío, Macron renuncia a algunos de sus errores fiscales y eso es bueno, pero se niega a admitir que es el modelo del cual él es el campeón, el que está siendo atacado”. Le Monde escribió este lunes que Emmanuel Macron “concede a los ‘chalecos amarillos’ sin ceder nada”, puesto que no habló de “punto de inflexión” ni cuestionó la filosofía de su política.

#Tags


Seguir leyendo