Macron busca ser un “posible contrapeso” de China en África

Emmanuel Macron participa en una ceremonia en el memorial de Jomo Kenyatta, el Presidente del primer gobierno independiente de Kenia, el 13 de marzo, en Nairobi.

El mandatario francés visitó la semana pasada tres países del continente con el fin de aumentar su inversión y posicionarse frente al principal inversionista de la región: Beijing.


Una larga visita, poco vista en otros mandatarios franceses, realizó Emmanuel Macron a África Oriental la semana pasada. Cuatro días duró el viaje que lo llevó por Djibouti, Etiopía y Kenia. Todo con un solo objetivo: aumentar su influencia en el Cuerno de África y que Francia sea un “posible contrapeso” a China en la región, como el propio Presidente galo indicó a la prensa en medio de su visita. La promesa de Macron es realizar una inversión empresarial de US$ 2.800 millones para 2022.

“Las placas se están moviendo en esta región en un amplio sentido. Es la región más poblada de África y concentra los tres desafíos principales del continente: el desafío demográfico, el desafío del islamismo radical y el yihadismo, y el desafío del desarrollo”, dijo Macron a algunos periodistas que lo acompañaban en el avión presidencial durante su viaje por África Oriental, región considerada como un estratégico puesto comercial con acceso al océano Índico.

Beijing ha venido incrementando su influencia en África, haciendo importantes inversiones. Según la Iniciativa de Investigación China-África (CARI), de la Universidad Johns Hopkins, el gigante asiático prestó al continente un total de US$ 125.000 millones entre 2000 y 2016. Una presencia que el Rastreador de Inversiones Globales de China, que elabora el American Enterprise Institute, ratifica: 45 de 54 países africanos han recibido inversiones chinas entre 2005-2018.

De hecho, en 2016 China se convirtió en el primer inversionista del continente africano, con US$ 38.400 millones, según la OCDE. En segundo lugar están los Emiratos Árabes Unidos, y en sexto lugar recién aparece Francia, con US$ 7.700 millones. Italia es el principal inversionista europeo en África.

Los intereses de Francia

Macron quiere mejorar esos números y seguirle los pasos a Xi Jinping. “Actualmente existe un gran interés por parte de Francia, y Europa en general, por relanzar su cooperación económica con el continente. Más allá del interés histórico de los inversionistas por los recursos naturales, el gran potencial del mercado africano -con su fuerte potencial económico y su población creciente- interesa cada vez más”, explica a La Tercera Esther Schneider, investigadora del think tank francés IRIS.

Pero Francia se ha ido quedando atrás, puesto que en el pasado fue colonizador de varios países africanos, con lo que prácticamente ha tenido presencia en el continente africano durante casi 150 años. En cambio, Beijing desembarcó en la región apenas hace 20 años. “China, que ha reconocido el potencial del mercado africano durante algún tiempo y ha podido hacer préstamos sin vincularlos a las condiciones de los donantes tradicionales, ha invertido en muchos proyectos estratégicos, como el edificio de la sede de la Unión Africana o el ferrocarril Addis Abeba-Djibouti”, dice Schneider.

Según la experta, la idea que Francia plantea es la de crear una asociación “en pie de igualdad”, menos “mercenaria” que la de China.

De todas formas, Macron siempre ha resaltado públicamente el papel que cumple China a nivel global, su economía y sus esfuerzos para promover un multilateralismo efectivo. Sin embargo, según el diario Le Monde, el mandatario francés es, entre sus pares europeos, uno de los que tiene el discurso más fuerte con respecto a Beijing.

A juicio del periódico galo, China y Francia entienden el concepto de “multilateralismo” de forma diferente. De hecho, Macron no estaría contento con el hecho de que Italia se esté preparando para firmar un memorando de entendimiento sobre su participación en el proyecto chino “La Nueva Ruta de la Seda”.

Así, la próxima visita del mandatario chino a Francia, entre el 24 y 26 de marzo, será el espacio indicado para poner en perspectiva los intereses de cada uno.

#Tags


Seguir leyendo