Maduro promete “hambre cero” y transforma a Guaidó en su enemigo número uno

Nicolás Maduro junto a un cuadro de Hugo Chávez, durante una sesión especial de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), este lunes en Caracas. Foto: Reuters

En la presentación de su plan de gobierno a 2025, el Mandatario tildó de “show” la breve detención del titular de la Asamblea Nacional y prometió “mano de hierro” a la “traición”.


“A mí no me va a temblar el pulso con nadie. Cuento con el apoyo del pueblo y de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana”. Con esas palabras y en un discurso que se extendió por tres horas y 47 minutos ante la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), el Presidente Nicolás Maduro intentó desestimar las críticas en su contra, incluido el terremoto político provocado por la breve detención del presidente de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó, el domingo.

Ante los más de 500 miembros del organismo plenipotenciario -que le quitó las atribuciones al Parlamento- y con la promesa de “hambre cero”, Maduro rindió “cuentas” y presentó el Plan de la Patria para su nuevo período 2019-2025, que no es reconocido por la oposición ni por parte importante de la comunidad internacional tras su triunfo en las elecciones de mayo.

”Con la profundización de las políticas de seguridad social, de empleo, de remuneración justa, de vivienda, de salud, de educación, estoy proponiendo para el 2025 el logro de la meta miseria cero para Venezuela”, indicó Maduro. Sin embargo, ante la dramática realidad que sufre el país, el anuncio más pareció una expresión de deseo, a ojos de los analistas.

El Mandatario aseguró que aplicará un “sacudón” político y económico para rectificar la crisis venezolana y pidió el apoyo de empresas locales y extranjeras para lograrlo. Al mismo tiempo, dio a conocer una serie de medidas económicas y lanzó sus dardos contra quienes, a su juicio, intentan sabotear a la Revolución Bolivariana.

En ese sentido, cargó contra su par de Brasil, Jair Bolsonaro, a quien calificó de “Hitler en tiempos modernos” y también reprochó a Mauricio Macri, al señalar que endeudó a Argentina a “niveles de hace 15 o 20 años atrás”. Durante los últimos meses, tanto Brasil como Argentina -ambos miembros del Grupo de Lima- han aumentado su ofensiva contra Caracas y han denunciado la falta de legitimidad del gobierno.

Pero Maduro también aprovechó la instancia para calificar de “show mediático” lo ocurrido con Guaidó y atribuyó el incidente a una confabulación entre opositores y agentes de inteligencia. “Así voy a actuar con cualquier funcionario que traicione el juramento público (…). Mano de hierro a la traición”, indicó en referencia a la destitución de los efectivos del SEBIN que participaron de la detención de Guaidó.

Pero no solo eso. El Mandatario se burló del titular de la AN y de su deseo de tomar las funciones del Ejecutivo apegándose a los artículos 233, 333 y 350 de la Constitución. “Activa lo que quieras compadre, aquí va seguir mandando el pueblo de Venezuela con Maduro”, afirmó.

En ese sentido, el Presidente definió como una “aventura” la estrategia de la oposición, que apuesta a una “transición”. Sin embargo, lo ocurrido el domingo y las menciones que hizo respecto de Guaidó en su discurso, han comenzado a transformar al líder del Parlamento en el enemigo número uno del jefe de Estado.

Tal como ocurrió en su momento con Leopoldo López, que hoy cumple arresto domiciliario, Guaidó ya es todo un dolor de cabeza para el chavismo, pese a que Caracas dijo que el arresto fue una decisión “unilateral” de funcionarios de inteligencia.

De esta manera, pese a que la AN ya no ejerce sus funciones, su presidente ha surgido como una figura nueva y crítica de Maduro. “El régimen pretendió detenerme, pero nada ni nadie nos detendrá”, dijo Guaidó tras su liberación.

“Quienes ejercen funciones de Estado en el Palacio Miraflores han venido descabezando a la oposición (…) y no nos asombraría que Guaidó pudiera terminar exiliado en una embajada o fuera del país, todo es muy confuso” , dijo el analista venezolano Pedro Leal.

Dardos contra Chile

Más temprano, el gobierno venezolano denunció que un grupo de países, incluido Chile, han puesto en marcha “una trama desestabilizadora contra la legítima institucionalidad democrática venezolana”.

#Tags


Seguir leyendo