Masiva manifestación en Londres pide un segundo referendo sobre el Brexit

Manifestantes marchan junto a una efigie satírica de la primera ministra británica, Theresa May, durante la protesta de este sábado, en Londres.

La marcha congregó a más de un millón de personas, según sus organizadores. Theresa May no llevaría su plan de divorcio de la UE a votación la próxima semana.


“Pedimos una votación popular”. “Dejar (la UE) no funcionará” o “UE, te amo”. Esas eran algunas de las consignas que se leían en las pancartas de los centenares de miles de personas que salieron a las calles hoy en Londres para reclamar la celebración de un segundo referendo sobre el Brexit, en plena incertidumbre sobre si la primera ministra británica, Theresa May, presentará de nuevo su acuerdo de divorcio del bloque al Parlamento.

Bajo el lema “Put it to the people march” (“Ponlo en manos de la gente”, en referencia a la decisión sobre el Brexit), la marcha congregó a más de un millón de personas en el centro de la capital británica, según la plataforma cívica “People’s Vote”, los organizadores de la manifestación. La agencia France Presse recordó que Scotland Yard no suele suministrar cifras sobre las convocatorias de este tipo de eventos. Una marcha similar en octubre reunió a unas 700.000 personas en Londres.

La manifestación comenzó cerca del mediodía desde Park Lane y recorrió la ciudad durante aproximadamente dos horas para culminar frente al Parlamento británico. La muchedumbre desfiló cerca de la residencia de May en el número 10 de Downing Street, cantando tonadas anti-Brexit y esgrimiendo banderas europeas.

Varios políticos se unieron asimismo a la multitudinaria protesta, entre ellos el “número dos” del Partido Laborista, Tom Watson; la líder del SNP escocés y ministra principal para Escocia, Nicola Sturgeon, el exviceprimer ministro “tory” Michael Heseltine, y el alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan. También participaron miembros del nuevo Grupo Independiente del Parlamento, formado por diputados desertores de los partidos Laborista y Conservador como Chuka Umunna o Anna Soubry.

El líder liberal demócrata Vince Cable, invitado a encabezar la marcha, dijo que la multitud era impresionante. “Ha venido mucha gente de todo tipo, de todas las edades y de todo el país”, tuiteó.

“Somos un país que ahora prefiere el ‘Quedarse’, con 60% en favor de detener el caos del Brexit”.

“Tenemos que evitar a la vez la catástrofe de un ‘no acuerdo’ y los daños que conllevaría un mal acuerdo de la primera ministra”, dijo Sturgeon, opositora feroz al Brexit, citada por la agencia Press Association.

En paralelo a esta convocatoria, más de cuatro millones de personas han firmado una petición online al gobierno en la que pide que revoque el Artículo 50 del Tratado de Lisboa y que se cancele el Brexit . Se trata de la petición de este tipo que más firmas ha recabado nunca y ahora está pendiente de una respuesta del Ejecutivo y de que el Parlamento sopese si someter el asunto a un debate legislativo.

La marcha de hoy ocurrió mientras May, quien se opone a un segundo referendo sobre la membresía de Reino Unido a la UE, está dando marcha atrás a sus planes de realizar una tercera votación sobre su golpeado plan de divorcio, que el Parlamento ha rechazado sonoramente dos veces.

En una misiva enviada a legisladores el viernes por la noche, May dijo que tal vez no llevará su plan de divorcio de la UE a votación en el Parlamento la próxima semana. La premier señaló que sólo lo presentaría de nuevo ante el Parlamento si ve que hay suficientes votos para aprobarla. “Parece que no hay suficiente apoyo para volver a presentar el acuerdo la próxima semana. Si la Cámara la rechaza de nuevo, podemos pedir otra extensión antes del 12 de abril, pero eso no incluirá tener elecciones parlamentarias europeas”, aseguró.

El cambio de postura de May, según The Associated Press, refleja las pocas probabilidades de aprobación que tiene su plan en la Cámara de los Comunes tras dos derrotas. La premier también necesita la aprobación del presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, para presentar el plan por tercera vez. Bercow ha dicho que una tercera votación violaría las normas parlamentarias contra repetición de votaciones sobre un mismo tema, a menos que haya modificaciones al plan de divorcio de Brexit de May.

Seguir leyendo