Médico asesor de Trump dice que se prepara la “receta para un desastre”

Decenas de personas en un bar al aire libre en Austin, Texas. Foto: Reuters

Anthony Fauci criticó a los estadounidenses por no usar mascarilla y no mantener ditanciamiento. Al menos 11 estados están dando marcha atrás en sus planes de reapertura tras alza de contagios.




El médico asesor de la Casa Blanca, Anthony Fauci, retó a los estadounidenses por no cumplir con las medidas para mitigar la propagación del coronavirus y contribuir al aumento de contagios, al no usar mascarillas y no mantener el distanciamiento social.

El alza diaria de casos confirmados ha sido más evidente en los estados del sur y el oeste, que no siguieron las recomendaciones de las autoridades de esperar a un declive estable de las infecciones durante dos semanas antes de reabrir sus economías. Estados Unidos tiene más de 2,6 millones de contagiados y más de 128 mil muertos.

“Lo que ocurrió es que ves las imágenes de televisión e incluso en los estados que le dicen a sus ciudadanos que lo hagan correctamente, hay multitudes. No hay distanciamiento social y no están usando mascarillas. Eso es una receta para el desastre. Es algo que digo una y otra vez”, dijo Anthony Fauci, que dirige el Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas, a la cadena CNN.

“Ahora estamos viendo las consecuencias de la propagación comunitaria, que es incluso más difícil de contener que en un lugar físico conocido como una cárcel, un asilo de ancianos o una empresa de empaquetado de carne”, añadió.

Al menos once estados de EE.UU. hicieron marcha atrás en sus planes de reapertura por el avance del coronavirus y el repunte en el número de casos. Así, nueve estados anunciaron que no pasarán a la siguiente fase de reapertura en su territorio. Estos son Arizona, Arkansas, Delaware, Idaho, Louisiana, Maine, Nevada, Nuevo México y Carolina del Norte. A ellos se suman Texas y Florida que el viernes dieron a conocer nuevas restricciones.

En este sentido, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, ordenó la suspensión inmediata del consumo de alcohol en bares. Se trata de la primera gran alteración de la política estatal de reapertura. Texas, por su parte, decidió también dar marcha atrás en su proceso de reapertura de negocios y servicios tras registrar varios días de repuntes máximos de contagios, hasta un total de casi 135.000 casos y más de 2.300 fallecidos, comenzando por el cierre inmediato de los bares del estado.

California ordenó este lunes el cierre de algunos bares, en lo que ha sido considerado como la primera gran marcha atrás en los esfuerzos por reabrir la economía del estado más poblado de EE.UU.

Durante un viaje a Texas, el vicepresidente Mike Pence instó este lunes a sus compatriotas a llevar mascarillas y él mismo llevó una, en un abrupto giro para el gobierno. El Presidente Donald Trump se ha negado a cubrirse la cara en público.

En la misma línea, legisladores republicanos estadounidenses están haciendo un esfuerzo por cubrirse la cara en público, tomando distancia de las prácticas de Trump. Así, el líder de los republicanos en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, dijo que todos los ciudadanos tienen la responsabilidad de seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias para ayudar a frenar la propagación del coronavirus.

“Deberían usar una mascarilla”, sostuvo McCarthy a CNBC. “Si no pueden distanciarse socialmente, deben llevar una mascarilla y ser respetuosos el uno con el otro”, agregó.

Una encuesta de Reuters/Ipsos realizada en mayo encontró que solo un tercio de los republicanos estaba “muy preocupado” por el virus, en comparación con casi la mitad de los demócratas.

Comenta