Ministro de Salud de Ecuador renuncia por escándalo de vacunas a familiares y funcionarios de gobierno

El Presidente de Ecuador, Lenin Moreno, junto al saliente ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, reciben las primeras dosis de la vacuna Pfizer contra el coronavirus el pasado 20 de enero. Foto: Reuters

El exsecretario de Estado admitió que una de las primeras personas en Ecuador que recibió la vacuna fue su madre y pese a que se le solicitó informar que funcionarios del gobierno también fueron inoculados hace un mesa, insistió en que ese listado es “confidencial”.




A través de una carta dirigida el Presidente de Ecuador, Lenín Moreno, el ministro de Salud de ese país Juan Carlos Zevallos anunció su renuncia “irrevocable” a raíz de un nuevo caso de vacunación irregular en la región.

De acuerdo al diario El Comercio, el exsecretario de Estado admitió que una de las primeras personas en Ecuador que recibió la vacuna fue su madre y pese a que se le solicitó informar que funcionarios del gobierno también fueron inoculados hace un mesa, insistió en que ese listado es “confidencial”.

Es escándalo de la vacunación irregular se dio a conocer hace un mes y se prevé que están involucrados varios funcionarios y miembros del gabinete de Moreno. Muchos de ellos, fuera del listado de grupos de riesgo como los enfermos crónicos o personal médico.

“Hay quienes solo ven errores. Respeto esa opinión. Yo prefiero recordar al ministro que aceptó la difícil tarea de conducir la salud del país en la peor crisis sanitaria que vive Ecuador y el mundo, y que con trabajo y sacrificio ayudó a salvar cientos de miles de vidas”, dijo el Mandatario por Twitter al compartir la misiva de Zeballos.

En el texto Zevallos presentó su renuncia irrevocable al puesto que ocupaba desde hace once meses “dada la situación política actual, y con el fin de posibilitar la continuidad” del plan de vacunación, que se inició en enero.

“Las políticas de salud permitirán que, hasta el fin de su Gobierno, más de dos millones de personas estén vacunadas”, agregó.

El exsecretario de Estado es indagado por un supuesto tráfico de influencias luego de que varios de sus familiares fueran inoculados con las primeras dosis importadas por el gobierno.

La Fiscalía abrió la investigación ante denuncias de diversos sectores al conocerse que familiares del ahora exfuncionario, entre ellos su madre, que viven en un centro geriátrico de una clínica privada, fueron inmunizados por parte de una brigada de un hospital público de Quito.

A partir de enero, Ecuador ha recibido casi 42 mil dosis del dúo estadounidense-alemán Pfizer-BioNTech para inmunizar a personal médico de primera línea, así como en residencias de ancianos, de acuerdo al plan del gobierno, que asumió de manera exclusiva la  compra de la vacuna.

Zevallos, quien además aún puede ser llamado a juicio político por la Asamblea Nacional, admitió entonces que a su madre, de 87 años, y a “varios” de sus allegados les fue suministrada la dosis, desatando críticas incluso del personal médico. Explicó que el medicamento no correspondía al asignado al sanatorio estatal al que pertenecen los vacunadores.

Las críticas arreciaron al trascender que académicos y veteranos políticos, periodistas y dirigentes deportivos también fueron tomados en cuenta para la vacunación.

Una funcionaria administrativa de la seguridad social fue destituida por ser de las primeras personas en ser inmunizada.

La nación, con 17,4 millones de habitantes y de las más golpeadas de América Latina por la pandemia, registra 281.169 casos (1.616 por cada 100 mil personas) y 15.669 muertos.

El gobierno de Moreno, que concluirá el 24 de mayo próximo, sostiene que tiene negociada la compra de 20 millones de dosis de vacunas anticovid, entre ellas dos millones de la china Sinovac, cuya adquisición fue anunciada el jueves por el exministro.

Ecuador también recibirá vacunas de la británica AstraZeneca, del fabricante estadounidense COVAXX y de la iniciativa Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS) a favor de los países más pobres.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.