Moscú y Ankara acuerdan zona desmilitarizada en Idlib

Según Putin, este acuerdo ofrece “una solución seria” que permite “avanzar en la resolución de este problema”.


El Presidente ruso Vladimir Putin y su homólogo turco Recep Tayyip Erdogan acordaron hoy la creación de una “zona desmilitarizada” bajo control ruso-turco en la región de Idlib, que permitirá evitar una ofensiva del régimen de Damasco en este último bastión rebelde de Siria. Desde que el gobierno sirio, apoyado por el ejército ruso, anunció su intención de recuperar Idlib, situada en el noroeste de Siria, Turquía, que apoya a los rebeldes, advirtió de una posible catástrofe humanitaria en caso de asalto.

Los dos jefes de Estado se reunieron en el balneario de Sochi, en el mar Negro, con el objetivo de superar las divergencias aparecidas en la cumbre que ambos celebraron con el Presidente iraní, Hassan Rouhani, en Teherán el 7 de septiembre.

“Decidimos crear a lo largo de la línea de contacto a partir del 15 de octubre de este año una zona desmilitarizada de 15-20 kilómetros de largo”, dijo Putin.

Esta zona estará controlada por las fuerzas turcas así como por la policía militar rusa, precisó, mientras que todas las armas pesadas “de todos los grupos de oposición” deberán haberse retirado antes del 10 de octubre.

Según Putin, este acuerdo ofrece “una solución seria” que permite “avanzar en la resolución de este problema”.

La región de Idlib, controlada en un 60% por el grupo yihadista Hayat Tahrir al Sham (HTS), compuesto en su mayoría por la exrama de Al Qaida en Siria. Aunque apoye a otros grupos rebeldes, Ankara considera “terrorista” al HTS. El objetivo principal de Ankara era llegar a neutralizar al HTS pero evitando una gran ofensiva.

Seguir leyendo