Muere de Covid-19 una voluntaria que recibió un placebo en el ensayo de la vacuna Sinopharm en Perú

Imagen de referencia. Una mujer recibe una dosis de la vacuna Sinopharm en Belgrado, Serbia. Foto: REUTERS/Marko Djurica

“Es importante precisar que el fallecimiento de la participante no tiene relación con la vacuna″, indicó la Universidad Peruana Cayetano Heredia, encargada de los ensayos clínicos.




Una mujer peruana que se prestó como voluntaria en las pruebas de la vacuna china Sinopharm contra el nuevo coronavirus, murió de Covid-19, informó en un comunicado la autoridad sanitaria encargada del ensayo en Lima.

Lamentamos comunicar que una de nuestras voluntarias falleció como consecuencia de una neumonía Covid-19″, indicó la Universidad Cayetano Heredia, encargada de los ensayos clínicos de la vacuna de Sinopharm.

La mujer de 54 años, que estaba en aparente buen estado de salud antes de recibir las dosis en octubre, “recibió todos los cuidados indicados para tratar esta enfermedad y sus complicaciones y estuvo luchando por su vida más de una semana, sin que pudiera vencer el embate de la misma”, señaló la universidad en un comunicado.

En una primera instancia, la casa de estudios resaltó que no podía determinar si la voluntaria recibió la vacuna experimental o un placebo porque se trata de una prueba en “doble ciego, es decir, ni la participante ni nosotros, podemos determinar qué producto de investigación recibió”.

Posteriormente, este martes la Universidad Cayetano Heredia emitió un nuevo comunicado en el que informan que, de acuerdo a la sugerencia de la entidad regulatoria y con la autorización del Comité de Seguridad y Monitoreo de Datos, es que realizó la apertura del ciego del producto de investigación que recibió la voluntaria “encontrando que pertenecía al grupo que recibió placebo”.

Es importante precisar que el fallecimiento de la participante no tiene relación con la vacuna ya que recibió placebo”, agrega el comunicado, señalando que realizarán los informes pertinentes a las entidades éticas y regulatorias, y mantendrán el ensayo de la vacuna.

El gobierno peruano anunció este mes que había adquirido 38 millones de dosis de la potencial vacuna de Sinopharm. Un millón de esas dosis deben llegar a Lima antes del fin de enero o febrero para ser inoculadas a medio millón de trabajadores de la salud y personal de las fuerzas de seguridad, según el presidente interino Francisco Sagasti.

Los ensayos clínicos de Sinopharm habían sido suspendidos temporalmente el 12 de diciembre por unas semanas luego de que surgiera una complicación de salud en uno de los voluntarios, quien presentó “algunos síntomas neurológicos que podrían corresponder a una complicación que se llama Guillain-Barré”, dijo Germán Málaga, investigador principal de ensayos clínicos de la vacuna.

El ensayo, que se realizó entre septiembre y diciembre, involucró a 12.000 voluntarios con edades entre 18 y 75 años.

Perú registra 1.1 millón de casos confirmados de Covid-19 y casi 40.000 fallecimientos desde que irrumpió la pandemia en marzo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.