Norcorea apunta a Bolton ante eventual fracaso de cita Trump-Kim

Usuarios de una estación de trenes de Seúl observan un televisor con imágenes de Trump y Kim.

Vicecanciller norcoreano Kim Kye-gwan criticó al asesor de Seguridad Nacional por defender el “modelo de Libia” como guía para la desnuclearización de Pyongyang.


“Habrá que ver”. Esa fue la respuesta que el Presidente estadounidense Donald Trump dio hoy a un grupo periodistas en la Oficina Oval al ser consultado si la cumbre con Kim Jong Un seguía en pie. Esto, un día después que el líder norcoreano pusiera en duda la histórica cita prevista para el 12 de junio en Singapur, al decir que podría reconsiderarla si Washington insiste en que abandone unilateralmente sus armas nucleares.

“No hay decisión, no hemos sido notificados para nada (…). No hemos visto ni oído nada”, dijo Trump.

Pyongyang también canceló las conversaciones de alto nivel con Corea del Sur, que iban a celebrarse hoy, debido a ejercicios militares conjuntos entre Washington y Seúl. Para Scott Snyder, director del programa sobre política de EE.UU.-Corea en el Council on Foreign Relations, la reacción de Kim “no era esperada”. Con todo, Snyder dijo a La Tercera que la declaración del líder norcoreano “está dirigida a Corea del Sur antes de la cumbre del Presidente Moon Jae-in y Donald Trump”, prevista para el próximo martes en la Casa Blanca y en donde uno de los temas sería la cita del mandatario norteamericano con Kim Jong Un el 12 de junio en Singapur.

Washington aún tiene esperanzas en la cumbre con el líder norcoreano, pero también se prepara para un duro proceso de negociación, reconoció la portavoz de la Casa Blanca Sarah Sanders. “Aún esperamos que la reunión se lleve a cabo y continuaremos por ese camino, pero al mismo tiempo hemos estado preparándonos para que estas sean unas negociaciones difíciles”, afirmó Sanders en una entrevista con Fox News. “El Presidente está listo si la reunión ocurre. Si no sucede, continuaremos con nuestra campaña de máxima presión”, agregó.

Pero el vicecanciller norcoreano, Kim Kye-gwan, puso un manto de duda sobre la realización de la cumbre. “Si EE.UU. está tratando de llevarnos a un rincón para nuestro desmantelamiento nuclear unilateral, ya no estaremos interesados en ese tipo de diálogo y podremos reconsiderar nuestros procedimientos para la cumbre entre Corea del Norte y Estados Unidos”, dijo.

Kye-gwan criticó específicamente al asesor de Seguridad Nacional estadounidense John Bolton, quien en recientes declaraciones a Fox News defendió el “modelo de Libia de 2003, 2004” como guía para conseguir la desnuclearización de Corea del Norte. “Ya hemos arrojado luz anteriormente sobre las cualidades de Bolton, y no escondemos nuestros sentimiento de repugnancia hacia él”, dijo el vicecanciller norcoreano.

A fines de 2003, el entonces líder libio Muammar Gaddafi aceptó la eliminación de su incipiente programa nuclear y su arsenal químico para obtener un alivio de las sanciones. Esta referencia fue vista por Pyongyang como francamente desafortunado: después de renunciar a su programa nuclear, Gaddafi resultó asesinado en 2011 en un levantamiento armado apoyado por bombardeos de la OTAN.

Sin embargo, Sanders apuntó que no está “al tanto de que (el de Libia) sea un modelo” que Washington esté usando para sus conversaciones con Corea del Norte, al referirse a las declaraciones de Bolton.

Seguir leyendo