Nuevos disturbios por marcha no autorizada en Hong Kong

Hong-KongWEB

Cientos de manifestantes se congregaron ante el consulado británico en Hong Kong, redoblando las peticiones de apoyo internacional para su movimiento.




La policía lanzó esta jornada agua teñida de azul y gases lacrimógenos contra manifestantes que lanzaron bombas incendiarias ante el complejo del gobierno local, en un nuevo brote de violencia después de que miles de manifestantes prodemocracia marcharan por el centro desafiando una prohibición policial.

Activistas enmascarados y vestidos de negro, mezclados con familias con niños, tomaron las calles de la zona comercial de Causeway Bay y marcharon unos dos kilómetros hacia el distrito financiero central. Algunos ondeaban banderas británicas o estadounidenses, mientras que otros llevaban carteles con sus peticiones de reformas democráticas.

La policía había rechazado una petición del Frente Civil de Derechos Humanos para celebrar la manifestación, pero eso no disuadió a la gente.

La marcha afectó al tránsito y muchos comercios cerraron sus puertas. Algunos manifestantes usaron conos de tráfico, cercas de metal y contenedores de basura para hacer barricadas.

Los manifestantes quemaron banderas chinas y rompieron carteles que felicitaban al gobernante Partido Comunista chino, que celebrará 70 años en el poder el 1 de octubre.

Cientos de manifestantes se congregaron ante el consulado británico en Hong Kong, redoblando las peticiones de apoyo internacional para su movimiento.

Comenta