Parlamento de Ecuador discutirá la revocación del estado de excepción decretado por Lasso

El mandatario había decretado esta medida en tres provincias del país durante un plazo de 30 días como respuesta al paro nacional convocado por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE), que salió a las calles por sexto día consecutivo.




El presidente del Parlamento de Ecuador, Virgilio Saquicela, convocó a última hora de este sábado a un pleno para el próximo lunes 20 de junio en el que se discutirá el estado de excepción declarado este viernes por el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, en tres provincias del país.

Saquicela llamó a los asambleístas después de que 72 diputados (la mayoría absoluta está en 70) haya presentado durante la jornada de este sábado una petición para votar el régimen de excepción en la Asamblea Nacional de Ecuador, según informó el organismo en un comunicado.

Consultado sobre una posible derogación del estado de excepción, el presidente del Parlamento ecuatoriano precisó que “dependerá de la voluntad de los 137 legisladores y sectores políticos”. “Está en el marco constitucional la obligación de dar trámite a esta petición”.

Horas antes, Saquicela había mantenido una reunión con los jefes de varios partidos con representación en el Parlamento, que solicitaron llevar como punto del día el decreto firmado por el mandatario ecuatoriano. En el encuentro estuvieron los representantes del partido indigenista Pachakutik; el partido del expresidente Rafael Correa, Unión de la Esperanza (Unes); el Partido Socialista Ecuatoriano (PSE), el Partido Social Cristiano (PSC), y la Izquierda Democrática (ID).

De momento, Pachakutikc, con 25 diputados, se ha mostrado a favor de revocar el estado de excepción; mientras que el PSC, con 15, ya anunciado que “bancada y aliados no votará por la revocatoria del Decreto del estado de excepción”, según informó ‘El Comercio’.

Saquicela aprovechó la convocatoria del pleno de la Asamblea de Ecuador para llamar al diálogo entre el Ejecutivo y los manifestantes.

“A esta hora el único camino del Ecuador es el diálogo. Desde la Asamblea Nacional, insistimos en ese llamado al Ejecutivo y a los grupos sociales, para que se sienten a dialogar, para que se escuchen y, por lo tanto, para que resuelvan los problemas”, expresó el presidente del Parlamento ecuatoriano.

Asimismo, se comunicó que en el pleno del próximo lunes se tratará un punto para convocar a las personas que lideran los reclamos y al Gobierno “para que dialoguen en el Palacio Legislativo y se busque el consenso y acuerdos por el país”.

La declaración del decreto de estado de excepción en Ecuador debe ser notificado al Tribunal Constitucional y a la Asamblea de Ecuador, según dicta su carta magna, tal y como ha detallado el experto en derecho constitucional Esteban Ron al diario ‘La Hora’.

El Parlamento es el encargado de hacer un control de carácter político, mientras que el Tribunal debe velar por realizar un control “estrictamente constitucional”. En este sentido, la Asamblea puede intervenir cuando observa una “desproporción” en las medidas tomadas, por lo que “es válido que se trate de derogar” el decreto del estado de excepción declarado por Lasso, según ha detallado Ron.

El presidente de Ecuador declaró el régimen de excepción en tres provincias del país durante un plazo de 30 días como respuesta al paro nacional convocado por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE), que salió a las calles por sexto día consecutivo.

Durante 30 días, las provincias de Pichincha, Imbabura, Cotopaxi estarán bajo el estado de excepción, que permite el despliegue de las Fuerzas Armadas para misiones de seguridad ciudadana y contra la delincuencia, la supresión de derechos de asociación y reunión, y un toque de queda en Quito desde las 22.00 a las 05.00 horas.

Lee más de Mundo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.