Representante de Guaidó en EE.UU. y coordinador de Voluntad Popular: "Leopoldo está mucho más operativo para ayudar en el proceso de liberación de Venezuela"

646587-01-07

En conversación con La Tercera, Carlos Vecchio sostiene que "es cuestión de tiempo para que finalmente las Fuerzas Armadas nos acompañen en este cambio". "Estamos cerca de la cima", plantea.


Desde Washington, el representante designado por Juan Guaidó en Estados Unidos y coordinador de Voluntad Popular (VP), Carlos Vecchio, no solo ha seguido de cerca los últimos acontecimientos de la crisis en Venezuela, sino que también ha participado de una serie de encuentros con altos representantes de la Casa Blanca para comprometer y coordinar el respaldo de ese país a la ruta opositora que busca forzar la salida de Nicolás Maduro del poder.

"Una acción militar es posible, si eso es lo requerido. Eso será lo que Estados Unidos hará", dijo el jefe de la diplomacia norteamericana, Mike Pompeo. Sin embargo, en conversación telefónica con La Tercera, Vecchio, exiliado desde 2014 -el mismo año en que Leopoldo López fue apresado-, es enfático en aclarar que "es cuestión de tiempo" para conseguir el respaldo de las Fuerzas Armadas venezolanas. "Nosotros no esperábamos que el martes se diera el cese a la usurpación. Esto es parte de un proceso definitivo que comenzó el martes", señaló.

¿En qué posición quedan Juan Guaidó y Leopoldo López tras su llamado a la población civil y a los militares a rebelarse contra el gobierno, algo que finalmente no ocurrió?

La denominada Operación Libertad, que busca poner fin definitivo a la usurpación de Nicolás Maduro, consiste en aumentar la presión para lograr su salida y el balance es positivo. Hay un avance. El presidente Guaidó sigue libre y más fuerte en las calles. Lo vimos con manifestaciones en todo el país. Leopoldo López, siendo el preso más prominente del régimen, fue liberado por el presidente Guaidó junto con los servicios de inteligencia que supuestamente apoyaban a Maduro, y también hay altos funcionarios, incluyendo al ministro de Defensa y al presidente del Tribunal Supremo de Justicia, que están negociando su salida. El régimen está colapsando y es cuestión de tiempo para que finalmente las Fuerzas Armadas nos acompañen en este cambio.

Usted señala que "es cuestión de tiempo". ¿Es realmente posible conseguir ese "cese de usurpación" a través de la presión y el desgaste?

No es un solo evento. Nosotros no esperábamos que el martes se diera el cese definitivo de la usurpación, esto es parte de un proceso definitivo que comenzó el martes y todo el balance nos hace reafirmar que vamos en el camino correcto. Maduro no puede confiar en nadie, ni siquiera en su círculo más cercano civil y militar. El proceso requiere de nosotros esa determinación a continuar con la presión y con el llamado a las Fuerzas Armadas para que faciliten el cambio lo antes posible. No es fácil enfrentar a una dictadura, pero hemos escalado una montaña con Maduro siempre debilitándose. Estamos cerca de la cima.

¿Cómo juega en ese camino la liberación de Leopoldo López, quien de todas formas se vio obligado a refugiarse en la embajada de Chile primero y de España después?

Leopoldo sigue viendo, ahora con mucha más protección, toda la coordinación de las fuerzas políticas y apoyando mucho más a Guaidó para sacar adelante todas las actividades que vienen ahora. Lo relevante aquí es que el preso que tenía la mayor seguridad por parte de Maduro fue liberado, y que su propia gente facilitó el escape. Leopoldo está mucho más operativo para poder ayudar en el proceso de liberación de Venezuela.

¿Fue el escape de Leopoldo López lo que adelantó el inicio de la Operación Libertad, que estaba pronosticada para el 1 de mayo?

Son elementos que teníamos planificados y muchas de estas cosas requieren sorpresa, audacia y riesgos como los que se asumieron, pero que al final del día hacen subir el nivel de presión y avanzar.

Mencionaba una supuesta deslealtad de algunos miembros de la alta cúpula en cuanto a su apoyo a Maduro. No obstante, ¿será necesario para ustedes activar eventualmente el Artículo 187 para autorizar una intervención extranjera en Venezuela?

Las Fuerzas Armadas van a estar con nosotros, es cuestión de tiempo y el camino es claro. No es poca cosa que el ministro de Defensa de Maduro y otros estén negociando su salida.

¿Qué viene ahora?

Toda la presión es necesaria y hay elementos que tenemos en la mano. Les hemos pedido a los países que incrementen la presión que han venido ejerciendo. El presidente Guaidó anunció que a la Operación Libertad se le suma la presión de los empleados públicos y sindicales, para poner en marcha una huelga general y, en el camino, construir la movilización que sume a toda nuestra Fuerza Armada para conseguir el cambio político en Venezuela y el restablecimiento de la democracia.

Comenta