Steven Levitsky, politólogo de la U. de Harvard: “El nivel de polarización en el país es muy elevado”

El expresidente brasileño Lula da Silva, en una foto de abril pasado.

Personalmente soy partidario de errar a favor de la participación democrática (la exclusión de candidatos me parece peligroso), pero reconozco que hay argumentos legítimos en el otro lado.


Usted ha manifestado que la democracia de Brasil “está en riesgo” y que el escenario en ese país inspira “preocupación”. ¿Cuáles son sus temores al respecto?

Primero, el nivel de polarización en Brasil es muy elevado. El PT y los partidos principales de centroderecha ya no se ven como rivales, sino como enemigos o amenazas existenciales. Cuando ocurre eso, la democracia está en riesgo. Segundo, Jair Bolsonaro es un candidato abiertamente autoritario. Muchas veces, cuando las figuras autoritarias son elegidas, terminan asaltando a las instituciones democráticas. Piense en Perón, Chávez, Correa, Ortega.

Jair Bolsonaro aparece como favorito en las encuestas, solo superado por Lula, cuya candidatura parece incierta. ¿Por qué los brasileños prefieren a un exmilitar que apoya la dictadura?

De nuevo, la elección de un Presidente que no está comprometido con las normas básicas de la democracia es siempre una amenaza a la democracia. No garantiza el colapso del régimen, pero lo pone en riesgo. Brasil ha pasado por una tormenta perfecta en los últimos cinco años: un tremendo escándalo de corrupción, más un colapso económico. Además, partes del país sufren de un aumento de la violencia criminal.

Pese a estar preso, Lula es favorito en las encuestas. Si su candidatura finalmente es impugnada por la justicia electoral, ¿cuán legítima considera esa elección?

Es un dilema muy difícil. Si Lula es culpable (algo que, dado el nivel corrupción de los últimos años, es muy posible), hay un argumento serio a favor de su encarcelamiento y exclusión. Pero excluir a un candidato importante, de tal manera que afecta seriamente los resultados electorales (como en este caso), es un acto muy grave. No hay salida positiva. Personalmente soy partidario de errar a favor de la participación democrática (la exclusión de candidatos me parece peligroso), pero reconozco que hay argumentos legítimos en el otro lado.

#Tags


Seguir leyendo