El Supremo británico advierte de que su fallo no decidirá cómo se ejecuta el "brexit"

Brexit

Manifestantes a favor del Brexit protestan fuera del Parlamento británico. Foto: AFP

Según indicó este martes la presidenta del Tribunal Supremo británico, Brenda Hale, el eventual dictamen de esta corte sobre la decisión del Gobierno de suspender el Parlamento no tendrá que ver con "cómo ni cuándo" se ejecuta el "brexit".




La presidenta del Tribunal Supremo británico, Brenda Hale, dijo este martes que el eventual dictamen de esta corte sobre la decisión del Gobierno de suspender el Parlamento no tendrá que ver con "cómo ni cuándo" se ejecuta el "brexit".

El Supremo, formado en esta ocasión por once jueces, inició hoy un juicio de tres días en el que analizará los veredictos emitidos por el Tribunal Superior de Londres y la Corte de Apelaciones de Escocia, que fallaron a favor y en contra del Ejecutivo, respectivamente.

Al inaugurar el proceso, Lady Hale precisó que el asunto de la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) "no concierne" al tribunal, que dirimirá solo si fue constitucional la decisión del primer ministro, Boris Johnson, de levantar las sesiones en un momento crítico para el país.

El jefe del Ejecutivo suspendió las cámaras del 10 de septiembre al 14 de octubre, a poco de la fecha prevista para la retirada del bloque, el 31 de octubre, con el argumento de que necesitaba el tiempo para diseñar su nueva agenda legislativa.

Los diputados consideraron en cambio que la decisión, que fue sancionada, como es protocolario, por la reina Isabel II, era una artimaña para impedir que el Parlamento frustrara su radical plan de "brexit".

Ante una demanda de la empresaria Gina Miller, apoyada por el ex primer ministro "tory" John Major, el Tribunal Superior de Londres dictaminó que la suspensión del Parlamento era una prerrogativa gubernamental y que la disputa era de cariz político.

La corte escocesa concluyó por contra que Johnson actuó de modo ilegal, mal aconsejando a la soberana, al suspender las sesiones con un pretexto diferente a su objetivo declarado de sacar al país de la UE con o sin acuerdo el 31 de octubre.

Tras escuchar a los abogados de todas las partes, el Tribunal Supremo decidirá si el líder conservador actuó dentro de la ley o si cometió un abuso de poder aplazar las sesiones parlamentarias, en un veredicto que podría conocerse la semana próxima.

Comenta