Surgen voces críticas en Moscú a medida que se estanca la invasión rusa en Ucrania

Soldados caminan por una calle con vehículos blindados y tanques rusos destruidos. Foto: REUTERS

Las opiniones disidentes desafían la narrativa del gobierno promovida en los medios de comunicación controlados por el Estado.




Desde el inicio de la invasión rusa a Ucrania, a principios de este año, los comentaristas leales al Kremlin han aplaudido el esfuerzo bélico y alabado la dirección militar del país. Pero a medida que han aumentado los reveses rusos en el campo de batalla, se han incrementado las voces críticas.

En una aparición televisiva esta semana, el coronel retirado Mikhail Khodaryonok advirtió a los espectadores que “la situación empeorará claramente para nosotros” a medida que los países occidentales aumenten los envíos de armas y el apoyo financiero a Kiev.

“Lo más importante es aferrarnos a una visión militar y política realista”, dijo el coronel Khodaryonok. “Si pierdes eso, la historia te golpeará tan fuerte que no sabrás lo que pasó”.

Un soldado del ejército ucraniano observa al enemigo desde su posición. Rusia reconoció ayer la independencia de las autoproclamadas 'repúblicas' de Donetsk y Lugansk. Foto: Europa Press

El exoficial se ha opuesto a la invasión desde el principio, diciendo que no promovería los intereses nacionales de Rusia. Pero su tenso intercambio con la presentadora del Canal Uno, señal que pertenece a la televisión estatal, constituyó una crítica poco frecuente y de alto perfil al Kremlin en un medio de comunicación conocido por promover la línea del gobierno.

Días después, el coronel Khodaryonok reapareció en el mismo programa con un cambio en el discurso, impulsando abiertamente la narrativa del Kremlin y advirtiendo de las próximas victorias rusas: “Pronto, todo lo que quedará de los obuses estadounidenses serán recuerdos”.

Los medios de comunicación rusos controlados por el Estado, quienes tienen una gran influencia en la opinión pública, apoyan de forma abrumadora la invasión y presentan lo que Moscú llama su “operación militar especial” de forma positiva. Las encuestas independientes muestran que el apoyo público a la guerra y al Presidente Vladimir Putin se mantiene muy alto.

Sin embargo, tras la retirada de Rusia de Kiev y de Kharkiv, ciudad ubicada al noreste del país, han surgido evaluaciones más moderadas.

Soldado mira la bandera de Ucrania izada por un funcionario en el ayuntamiento de Bucha, al oeste de Kiev. Foto: AFP

Tras una batalla a principios de mayo en la que las fuerzas ucranianas aniquilaron en gran medida a un batallón ruso que intentaba cruzar un río en el este de Ucrania, destruyendo tanques y vehículos blindados e infligiendo grandes bajas, algunos comentaristas militares se pronunciaron calificándolo como un vergonzoso fracaso.

En otro programa de Canal Uno conducido por el presentador pro Kremlin Vladimir Solovyov, el experto Igor Markov -exlegislador ucraniano conocido por apoyar al gobierno ruso- aceptó la posibilidad de que Rusia pudiera perder la guerra.

“Nuestras vidas están en juego y tenemos una sola opción: ganar”, dijo Markov. “Con lo que está ocurriendo ahora, no veo cómo vamos a lograrlo”. Y continuó diciendo: “Realmente quiero creer que están informando al comandante en jefe del real estado de lo que está sucediendo”.

Las críticas en la televisión estatal hacen eco de los temores que los rusos expresan en privado sobre el destino del conflicto y de su propio país.

Un recluta que sirvió en Crimea en 2017 y que ha permanecido en contacto con sus compañeros dice que las tropas también están desilusionadas. “Todos se sienten defraudados por un Ejército al que siempre creyeron invencible”, dijo.

Antes hablábamos de la ofensiva de Kharkiv, de la ofensiva de Kiev. Ahora estamos nombrando nuestras ofensivas exitosas con los nombres de ciudades modestas.

Aleksandr Sladkov, periodista castrense y ex militar ruso.

Otros que han respaldado durante mucho tiempo a los militares rusos han expresado preocupaciones similares.

“No voy a decir cosas negativas, aunque tengo un montón de noticias lamentables. Pero una pregunta: ¿Dónde están nuestras fuerzas?”, escribió en Telegram Aleksandr Sladkov, periodista castrense y exmilitar ruso.

“Fíjate en la diferencia: antes hablábamos de la ofensiva de Kharkiv, de la ofensiva de Kiev”, dijo Sladkov. “Ahora nuestros triunfos tienen otro formato, y estamos nombrando ofensivas exitosas con nombres de pueblos modestos”.

Por otra parte, Igor Girkin, un exoficial de inteligencia que dirigió a los militantes prorrusos en el movimiento separatista al este de Ucrania usando el seudónimo de guerra de Igor Strelkov en 2014, dijo en un video publicado en redes sociales que los líderes políticos de Rusia desperdiciaron la oportunidad de tomar Ucrania por la fuerza debido a una insuficiencia militar y de inteligencia.

Girkin, que desde hace tiempo critica a Putin, dijo que los militares rusos tuvieron la oportunidad de derrocar al gobierno ucraniano, pero fracasaron.

“Muestra la cabeza de la persona que te dio información totalmente falsa sobre Ucrania que te hizo arruinar todo”, dijo. Afirmó que Moscú había perdido “una oportunidad de oro cuando... efectivamente se podría haber llevado a cabo una guerra relámpago, pero no se hizo”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.