Tim Watts, ministro asistente de Asuntos Exteriores de Australia: “Estamos estudiando la solicitud del gobierno chileno por el TPP11 en este momento y responderemos a su debido tiempo”

Entrevista a Tim Watts, Ministro Asistente de Relaciones Exteriores de Australia. Foto: Andrés Pérez Foto: Andres Perez

En el marco de su reciente visita a Chile, Watts dijo a La Tercera que el acuerdo, ya ratificado por su país, ayudará a expandir y profundizar las relaciones comerciales de Australia.


En la primera visita de un funcionario de gobierno de su rango a Chile desde 2018, el ministro asistente de Asuntos Exteriores de Australia, Tim Watts (40), se reunió en el país con empresas australianas y con sus representantes. Además, sostuvo encuentros con estudiantes locales.

Antes de viajar este martes a Lima para asistir a la 52ª Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), donde Australia participará como un observador permanente, Watts conversó con La Tercera en una entrevista en la que analiza la relación bilateral entre Chile y Australia, así como también la eventual ratificación de parte de Santiago del acuerdo TPP11.

¿Cómo evalúa la relación entre Chile y Australia?

Hace unos años que no teníamos una visita ministerial desde Australia, y en gran medida esto se ha debido a las restricciones por el Covid. Sin embargo, luego de la elección de dos nuevos gobiernos, tanto en Australia como en Chile, creemos que es un buen momento para reimpulsar la relación. Veo muchas oportunidades de colaboración entre los nuevos gobiernos en cuanto al énfasis en el reconocimiento constitucional indígena. En su discurso de investidura, este fue el primer tema señalado en el discurso de victoria del primer ministro Anthony Albanese la noche de las elecciones. Del mismo modo, el nuevo gobierno tiene una alta prioridad sobre una acción real frente al cambio climático. Sé que es un objetivo compartido por el gobierno chileno y creo que hay muchas cosas que podemos hacer juntos. Tenemos una larga historia en nuestra relación basada en los lazos entre las personas, pero también compartimos valores y cosas similares en la respuesta al cambio climático.

Chile aún no ha ratificado el TPP11 y hay sectores que han manifestado sus reticencias. Considerando que Australia ya dio ese paso, a su juicio, ¿cuáles son los beneficios de este acuerdo?

Desde una perspectiva arancelaria, el TPP11 ayudará a expandir y profundizar las relaciones comerciales de Australia, particularmente en Sudamérica; Perú ya ha ratificado el acuerdo y la reducción de las barreras no arancelarias en casi todos los bienes y servicios dentro del TPP11 es una gran ventaja para Australia, (al impulsar) el crecimiento de nuestras exportaciones en la región. Australia y Chile tienen una sólida historia de redacción de acuerdos bilaterales de libre comercio para trabajar juntos e intentar cosas como el florecimiento del Grupo de Cairns, la Organización Mundial del Comercio. Entendemos que el nuevo gobierno tiene algunas preocupaciones en torno a disposiciones del TPP11. Recibimos una solicitud del gobierno chileno para producir una carta adjunta sobre estos temas. Estamos estudiando esa petición en este momento y responderemos a su debido tiempo. Las instituciones del marco comercial de Australia que estudian los acuerdos comerciales son extensas, implican amplias consultas, por lo que estos procesos no son rápidos y cualquier modificación de esto tomaría algunos meses.

Entrevista a Tim Watts, ministro asistente de Relaciones Exteriores de Australia. Foto: Andrés Pérez

¿En qué consisten estas cartas adjuntas o side letters?

Supuestamente el gobierno chileno hablará por sí mismo sobre la naturaleza de la carta adjunta. Así que eso es algo importante, y consideraremos esa petición a su debido tiempo.

China ha pedido a Chile su respaldo para ingresar al TPP11, pero Australia, por ejemplo, se ha mostrado reticente a su ingreso. ¿Cuál es el estado de la relación entre ambos países?

Yo diría que, en general, Australia tiene otros problemas. Queremos ver resueltos una serie de bloqueos en el comercio entre China y Australia. Creemos que estos bloqueos no son coherentes con el sistema de comercio basado en normas. Está en el interés de ambas partes en esta relación tratar de hacer algo para estabilizarla y que beneficie a ambas partes de diferentes maneras. La ministra de Asuntos Exteriores, Penny Wong, se ha reunido en varias ocasiones con su par chino, Wang Yi, y han sido reuniones constructivas.

Usted mencionó que uno de los temas a tratar en su visita era el tema indígena, que es también de interés del gobierno en Chile. ¿Cuáles son las lecciones que se pueden aprender de este tema?

Como australiano creo que tenemos mucho que aprender de otros países en la forma en que se relacionan con los pueblos indígenas y, ciertamente, esa es una prioridad en nuestra política exterior, ver las experiencias de otros países. Y es que no todas las lecciones tendrán una aplicación universal en todos los países. Pero en el contexto australiano, el gobierno se encuentra respondiendo a una petición de los indígenas australianos que ha venido de un proceso llamado la Declaración Uluru, en el que muchas agrupaciones diferentes de indígenas australianos se reunieron como un grupo y combinaron una serie de ideas sobre el proceso y elaboraron una posición de consenso sobre lo que piden al pueblo australiano y al gobierno de Australia. Creo que esta mesa redonda hace una petición muy modesta y humilde: solicitar una voz a partir de mecanismos constitucionalmente protegidos y consagrados para que los indígenas australianos expresen sus opiniones sobre la legislación que está considerando el Parlamento australiano y luego expresen una opinión sobre cómo eso afectará los derechos indígenas. La segunda petición fue lo que se conoce como la Comisión de la Makarrata, que supervisará un proceso de concertación. Y por último, y tal vez lo más modesto, un recuento honesto de la desposesión y la injusticia experimentada por los indígenas australianos, algo que en el nuevo gobierno laborista de Albanese nos hemos comprometido a plenamente. Es una fuente de gran orgullo para todos los australianos la herencia indígena de Australia.

En cuanto a cambio climático, ¿qué áreas hay en común con Chile para fortalecer?

Los australianos realmente queremos trabajar juntos en grupos sobre el cambio climático. Hay mucho de lo que Australia puede aprender de los demás. La respuesta global se basará en la sección significativa de los recursos que va en el desarrollo de la infraestructura de energía renovable, fábricas de generación de energía renovable. Hay más de 200 empresas australianas que están trabajando en eso y tenemos una larga historia en la construcción de recursos sostenibles.

Tras la muerte de la reina Isabel II, que es la jefa de Estado de Australia, hay voces que señalan que se puede producir un auge de los movimientos republicanos, ¿cuál es la visión del gobierno sobre este tema?

La reina Isabel II fue una figura extraordinariamente respetada y realmente ella era un tributo a una vida de servicio, y por eso ella fue capaz de mantener esos altos niveles de respeto de los australianos a través de un reinado de 70 años, en los que Australia cambió muy dramáticamente. Pero todavía se le tiene en alta estima. Yo soy republicano. Ciertamente mi partido político lo es. Pero no se ha visto a la gente hacer campaña por eso a raíz de su muerte, porque hay un respeto universal por su servicio. La implementación de la estrategia republicana requiere un referéndum constitucional, pero nuestra prioridad, el cambio constitucional en Australia, es el reconocimiento constitucional indígena. Ese es el reto constitucional que tenemos. Queremos abordar un cambio constitucional a la vez.

En 1999 se realizó un referéndum republicano donde la primera pregunta era si Australia debería convertirse en una república, pero esa opción fue rechazada…

Sí, cuando yo era un adolescente, en 1999, se realizó el referéndum nacional para convertirse en una república y cayó por un estrecho margen, y creo que la mayoría de la gente atribuye esa pérdida a la alta consideración por la reina Isabel II. Así que es importante tener en cuenta que la reina decía explícitamente que los australianos tienen que hacer su propio camino en el mundo y que ella respetaría nuestras decisiones si queríamos convertirnos en una república. Así que no hay ningún vínculo o falta de respeto hacia Australia y la monarquía.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Recientemente, un conjunto de normas abrió la puerta a las mujeres que deseen dedicarse al boxeo, ya que desde la revolución de Fidel Castro, estaba prohibido que participaran en torneos.