Trama rusa vuelve a acechar a Trump tras comicios legislativos

Donald Trump y el vicepresidente Mike Pence después de ofrecer una conferencia de prensa en la Casa Blanca, el miércoles. Foto: EFE

Aprovechando su mayoría en la Cámara Baja, demócratas esperan iniciar más investigaciones. El miércoles, Trump reemplazó al fiscal general por un crítico de las pesquisas sobre Rusia.


De todos los problemas y polémicas que ha tenido que enfrentar Donald Trump desde que asumió la Casa Blanca en 2017, la “trama rusa” no le ha dado descanso. Tras las elecciones legislativas, este tema ha vuelto a reflotar después del despido el miércoles del fiscal general Jeff Sessions, quien se había recusado de supervisar la investigación sobre Rusia por conflictos de interés. El problema es que el sucesor de Sessions, Matthew Whitaker, se ha referido públicamente a distintas formas en las que un secretario de Justicia podría frustrar las pesquisas que lleva adelante el fiscal especial Robert Mueller.

Luego de estos cambios, tanto los demócratas como grupos progresistas estadounidenses, han manifestado sus dudas ante un posible escenario de “intervención” de Trump en la investigación por la supuesta intromisión de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016.

Whitaker criticó la investigación de Mueller el año pasado en una columna escrita en la cadena CNN. Por eso, activistas han llamado a una serie de protestas a lo largo del país para proteger la investigación de Mueller, mientras que desde la Cámara Baja los demócratas podrán iniciar investigaciones que podrían complicar a Trump.

Apenas un día después de las elecciones legislativas, Sessions anunció que, por pedido del propio Presidente, decidió presentar su renuncia. “En respuesta a su solicitud, estoy presentando mi renuncia”, escribió Sessions en la carta dirigida al secretario general de la Casa Blanca, John Kelly. Sin embargo, según una fuente del gobierno, Sessions no recibió ninguna llamada telefónica de Trump, sino que fue Kelly quien le comunicó el mensaje la mañana del miércoles.

Trump publicó en su cuenta de Twitter que estaba complacido de anunciar que Matthew G. Whitaker asumirá como el secretario de Justicia interino, mientras se postula un reemplazo permanente a futuro. En todo caso, considerando que el Senado está controlado por los republicanos, cualquier nominado a fiscal general será fácilmente confirmado.

“El fiscal general interino se va a hacer cargo, será el jefe de Mueller. No la conducirá, pero la investigación tendrá que responderle a él. La razón por la que Trump quería deshacerse de Sessions, era porque él se apartó de la investigación de Mueller por conflicto de interés. No jugó ningún rol y eso puso furioso a Trump. Ahora Trump quiere que el nuevo fiscal interino supervise lo que sea que Mueller esté haciendo. Trump está muy preocupado por eso”, explicó a La Tercera, Bill Schneider, analista de la Universidad George Mason.

Los legisladores demócratas, interesados en proteger a Mueller, reclamaron a Whitaker que se recuse de supervisar la investigación, que se encontraría en sus etapas finales y las que se asume podrían ser explosivas. Aunque fuentes cercanas a la Casa Blanca, citadas este jueves por The Washington Post, dijeron que Whitaker no tiene intención de negarse a supervisar la investigación.

El despido “calza con un claro patrón de interferencia” de Trump en la investigación de Mueller, dijo el congresista Jerry Nadler. “Este es un momento constitucional peligroso para nuestro país y para el Presidente”, añadió.

Hasta ahora se han producido 32 acusaciones criminales y declaraciones de culpabilidad de cuatro excolaboradores de Trump y no han terminado. Uno de los imputados es Paul Manafort, su exjefe de campaña que tiene vínculos con oligarcas rusos.

En este sentido, el periodista de The Washington Post, Greg Miller, explicó a La Tercera que “si miras la imputación a Manafort muestra mucho sobre cómo Mueller puede realmente poner al descubierto crímenes financieros, como lavado de dinero, fraude. Si él hace eso con el imperio financiero de Trump, puede tener el detalle más completo de las finanzas de Trump”. La congresista demócrata Maxine Waters dijo que precisamente una de las investigaciones que realizará un comité de la Cámara Baja será las conexiones de Trump con la entidad de inversiones Deutsche Bank, la entidad preferida del Presidente y su familia.

#Tags


Seguir leyendo