Trump apoya a nominado a Corte Suprema pese a denuncia de ataque sexual

Nominado a la Corte Suprema, Brett Kavanaugh, es acusado de agresión sexual. Foto: Reuters.

Brett Kavanaugh fue acusado de haber realizado la agresión cuando era adolescente, hace 36 años. La mujer quiere que el FBI investigue el caso.


Las controversias que rodean al Presidente Donald Trump y su entorno parecieran no tener fin: ahora es el turno del nominado para juez de la Corte Suprema. El Mandatario estadounidense volvió a dar su apoyo a Brett Kavanaugh, quien se encuentra acusado de una agresión sexual ocurrida hace 36 años.

Todo rondaba bien para Kavanaugh en las audiencias de confirmación del Senado, hasta que -tal como si fuera un capítulo de la serie La Ley y el Orden- la profesora de California Christine Blasey Ford lo acusó de haberla agredido sexualmente en 1982.

Kavanaugh ha negado rotundamente las acusaciones de Ford, quien afirma que el magistrado y uno de sus amigos, ambos borrachos, la acorralaron en una habitación e intentaron mantenerla a la fuerza en una cama para tocarla e intentar desvestirla durante una fiesta, cuando ambos eran adolescentes.

Ante esto, Ford señaló que quiere que el FBI investigue su denuncia antes de que ella testifique el lunes ante el Comité Judicial del Senado, que está evaluando la nominación. Según el diario The Washington Post, la solicitud fue motivada por el respaldo que ha recibido el juez de parte de Trump y de senadores republicanos. En una carta enviada al comité, los abogados de Ford afirman que “una investigación completa por parte de los agentes de la ley asegurará que hechos y testigos cruciales sean evaluados de forma no partidista, y que el comité esté cabalmente informado antes de cualquier audiencia o tomar cualquier decisión”.

En este sentido, el mandatario dijo hoy que “no creo que el FBI deba involucrarse, porque ellos no quieren involucrarse”. “Queremos que esto se resuelva lo más rápido posible”, agregó Trump a los periodistas en la Casa Blanca.

“Me siento tan mal por él. Él no se merece esto”, dijo el mandatario, quien calificó a la oposición demócrata que trajo el tema a la palestra como “pésimos políticos”, pero “muy buenos obstruyendo”. “Él es un hombre muy sobresaliente (…). Lo apoyo totalmente”, añadió y dijo: “Realmente quiero verla, quiero oír todo lo que tenga que decir”.

De acuerdo a analistas consultados por la agencia France Presse (AFP), el duelo judicial se produce en un contexto en el que Trump busca inclinar hacia la derecha a la Corte Suprema, en un clima político electoral de cara a los comicios legislativos del 6 de noviembre en Estados Unidos. La denuncia también ocurre un año después de que estallara el movimiento #MeToo que destapó comportamientos de abuso sexual en todo el mundo.

La cadena CNN explica que los conservadores quieren que Kavanaugh esté en la Corte Suprema cuando se inicie la nueva sesión el 4 de octubre, porque si él no participa de las discusiones, no puede votar en los temas que verá la Corte, por lo que se abre la posibilidad de un empate 4-4. Por otro lado, advierte que con esta denuncia el panorama político de cara a las legislativas se ve complicado para los republicanos. Esto porque Trump tiene un 65% de desaprobación entre las mujeres.

Además, los demócratas llevan un número récord de candidatas para los distintos puestos en juego en las elecciones. Un contraste absoluto con los republicanos.

Según el diario The New York Times, la postura de no testificar sin una investigación del FBI hace eco de la posición de los senadores demócratas que han criticado a sus colegas republicanos de tratar de apurarse en examinar los cargos contra Kavanaugh para poder lograr su confirmación rápidamente.

En la misma línea, el influyente portal político Axios señala que los republicanos están preocupados por la denuncia contra Kavanaugh, así que están buscando que sea confirmado hacia finales de la próxima semana. “Es la situación más horrible que uno se pueda imaginar”, dijo una fuente cercana al portal.

“Los republicanos extendieron una mano en buena fe. Si no escuchamos ambos lados el lunes (en público o privado). Votemos (la nominación de Kavanaugh)”, tuiteó el senador republicano Bob Corker.

En todo caso, el portal Politico señaló que esta crisis con Kavanaugh ha estrechado los lazos de Trump con “los recelosos republicanos” tradicionales y los activistas conservadores, quienes han defendido su candidatura a juez de la Corte Suprema.

Trump ataca a fiscal general

La tensión entre el Presidente Donald Trump y el fiscal Jeff Sessions volvió a quedar en evidencia. “No tengo un Fiscal General. Es muy triste”, afirmó Trump en una entrevista en la Casa Blanca con el diario The Hill. Aunque no aclaró si lo quiere despedir o no. Si bien no es la primera vez que el mandatario critica a Sessions, que actúa como secretario de Justicia, la declaración de hoy se trató de la más contundente desde que Sessions decidiera apartarse en la investigación de la presunta colaboración de Rusia con la campaña electoral de 2016, luego que no declarara en su audiencia de confirmación que se había reunido con el embajador ruso en Estados Unidos.

El Mandatario afirmó que no se trata solo de la trama rusa. “No estoy contento con la frontera. No estoy contento con numerosas cosas, no solo eso”, agregó. Trump recordó que Sessions fue “el primer senador” que lo respaldó durante las primarias republicanas, y “quería ser Fiscal General”, dijo.

#Tags


Seguir leyendo