Trump apuesta a construir el muro con el Ejército y cierre de gobierno rompe récord

El Presidente no declarará emergencia nacional “por el momento”, pero no cerró la puerta a esta opción. El gobierno habría ordenado al Cuerpo de Ingenieros del Ejército que evalúe construir el muro con fondos de desastres.


En un aparente cambio de estrategia, Donald Trump dijo este viernes que, al menos por ahora, no recurrirá a los fondos de emergencia para construir su anhelado y controvertido muro en la frontera con México. Esto, justo cuando este sábado el cierre parcial del gobierno se convertirá en el más largo de la historia, superando al de 1995 durante la era de Bill Clinton.

Las tres semanas del cierre parcial del gobierno -debido a que el Congreso se ha negado a aprobar US$ 5.700 millones para la construcción del muro- han comenzado a complicar a la Casa Blanca. “Los trabajadores no pueden pedirle dinero a sus padres”, dijo, indignada, Nancy Pelosi, la nueva titular demócrata de la Cámara Baja.

Según diversas fuentes citadas por medios como The Washington Post, NBC y The Wall Street Journal, ante este aparente callejón sin salida el gobierno de Trump ordenó al Cuerpo de Ingenieros del Ejército que evalúe la posibilidad de desviar US$ 13.900 millones asignados para desastres, incendios forestales y huracanes, que azotaron a Estados Unidos en los últimos años (Puerto Rico, Florida, Texas y California), para construir el muro. En ese sentido, la Casa Blanca habría indagado sobre cuándo se podría iniciar la construcción del muro en caso que se declara una “emergencia nacional”.

Así, la opción que está barajando la Casa Blanca, fue catalogada como “inaceptable”, por el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, que aseguró que la isla aún lucha por recuperarse del devastador paso del huracán María en 2017.

En la última sesión de este viernes de la Cámara de Representantes, los demócratas lograron aprobar el pago retroactivo de los sueldos a los más de 800.000 trabajadores federales afectados cuando finalice la paralización parcial del gobierno. Esto fue respaldado por el Senado y sólo falta la firma de Trump. Sin embargo, los republicanos frenaron el proyecto de ley que reabriría más departamentos cerrados tras la amenaza del vicepresidente Mike Pence de que Trump vetaría el proyecto.

El cumplimiento de la construcción del muro, una de las principales promesas de campaña de Trump en 2016, se ha transformado en todo un dolor de cabeza.

Ante el rechazo de los demócratas, que controlan la Cámara Baja, de aprobar los fondos para el muro, Trump señaló este viernes en la Casa Blanca que “lo que no esperamos hacer declarar una emergencia nacional. No lo voy a hacer tan rápido”.

Eso sí, la declaración del mandatario no cierra la puerta a esta opción que de “manera desafiante” utilizó durante los últimos días -también durante su visita el jueves a la ciudad fronteriza McAllen, Texas, donde hizo hincapié en la necesidad del muro por la crisis de drogas y delincuencia- para acelerar la construcción del muro, según The Washington Post.

Sin embargo, los asesores más cercanos al mandatario, como su yerno Jared Kushner, y los republicanos han aconsejado evitar declarar una emergencia nacional para buscar otras opciones ante la posibilidad de generar una crisis de proporciones.

El eventual escenario de una emergencia nacional podría aumentar la disputa con la oposición demócrata. Según la agencia Reuters, los críticos de esta estrategia señalan que podría ser ilegal y provocaría una acción judicial por parte de los demócratas, aunque sí permitiría la reapertura del gobierno mientras los jueces evalúan el caso. Todo un rompecabezas.

#Tags


Seguir leyendo