Trump y Maduro: ¿un encuentro imposible?

Imagen 20180927-636736126020322910

Nicolás Maduro interviene ante la Asamblea General de la ONU, el miércoles en Nueva York.

Tanto el Presidente estadounidense como su par venezolano se mostraron dispuestos a una eventual reunión. Pero esto podría tomar tiempo, como ocurrió con Corea del Norte.




Pasado el mediodía del miércoles, un tuit de Radio Caracol encendió las alarmas, en el marco de la Asamblea General de la ONU. A esa hora y a través de su cuenta en Twitter, ese medio colombiano señaló: "Se confirma la reunión de Donald Trump y Nicolás Maduro a las 16:00". Las especulaciones aumentaron aún más cuando se confirmó que el Presidente venezolana se encontraba rumbo a Nueva York para participar en la cita de Naciones Unidas, a pesar de que a esa altura la agencia Reuters señaló que la Casa Blanca no tenía contemplada ninguna cita con Maduro.

Pese a que rápidamente la posibilidad de un histórico encuentro entre Trump y Maduro se evaporó, no se descarta una futura cita. De hecho, tanto el Presidente norteamericano como su par venezolano alimentaron esta alternativa en sus intervenciones en el marco de la cita de Naciones Unidas.

Trump fue el primero en referirse a un posible encuentro. "Si está aquí, si quiere reunirse, no lo sé. No lo tenía en mente, no es algo en lo que piense. Pero si puedo ayudar a la gente, eso es para lo que estoy aquí", dijo Trump en declaraciones a periodistas al llegar a la sede de la ONU. "Vamos a ocuparnos de Venezuela", agregó. Un día antes, el mandatario republicano había dicho que Maduro "podría ser derrotado muy rápidamente" a través de un golpe militar.

Posteriormente y en su discurso ante la Asamblea General de la ONU, el gobernante venezolano dijo: "Estaría dispuesto a estrechar la mano del Presidente de los Estados Unidos y a sentarme a dialogar sobre los asuntos de las diferencias bilaterales y los asuntos de la región. Son los que tienen opiniones diferentes los que tienen que dialogar".

Los expertos coinciden en que una reunión "es poco probable, pero no imposible". Especialmente porque si bien Trump ha sido un duro crítico de la situación en Venezuela, en su momento también lo fue con Corea del Norte y en ese último caso apostó por el pragmatismo y terminó estrechándole la mano a Kim Jong Un.

Según dijo a La Tercera el analista venezolano Miguel Velarde, "hay ciertas condiciones que deberían cumplirse, especialmente propuestas por Estados Unidos y por parte de Venezuela, antes que se haga ese encuentro". Eso sí, Velarde advirtió que un punto importante para dudar, es que al ser un acercamiento que probablemente no confluya en nada concreto, el mayor beneficiado sería Maduro, por la foto. "Y no veo a Estados Unidos dispuesto a darle ese beneficio", agregó.

"En el caso de Corea del Norte, lo que se disputa es un cambio en el programa nuclear. Pero en Venezuela lo que se busca es un cambio de régimen, al igual que Irán, así que una reunión bilateral en este contexto no tiene mucho sentido", comentó a La Tercera Cynthia Arnson, directora para América Latina del Centro Woodrow Wilson. "La base de Trump es que Maduro se vaya", acotó.

Lo anterior, recuerda el deseo del nicaragüense Daniel Ortega, quien en septiembre manifestó querer reunirse con Trump. Al día siguiente, el embajador de Estados Unidos en la OEA, Carlos Trujillo, respondió que "no hay nada que hablar" con el líder sandinista mientras siga violando los DD.HH.

"El discurso de Trump y de Maduro son reflejo no solamente de las diferentes posiciones de esos países, sino también de la nueva realidad que existe en torno al tema venezolano", concluyó Velarde.

Comenta