Venezuela pospone elecciones para el 20 de mayo pero oposición se margina

El chavismo logró un acuerdo con los partidos que esta semana inscribieron a sus respectivos candidatos. Estos abanderados militan en conglomerados minoritarios. Los analistas no esperan un cambio de escenario electoral. El mismo día de las presidenciales también



El calendario electoral de Venezuela volvió a sufrir un nuevo vuelco. Ello, porque se anunció que finalmente las elecciones presidenciales no se realizarán en abril, sino que un mes después, el 20 de mayo. La decisión fue anunciada por el jefe de la campaña del chavismo, el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez y luego la fecha fue informada por la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE) Tibisay Lucena.

"No hay otra alternativa, la única opción es el voto", aseguró Rodríguez en una rueda de prensa en la que anunció que la decisión es parte de un acuerdo "amplio" con los partidos que esta semana formalizaron la inscripción de candidatos. El ministro chavista detalló que el documento fue firmado luego de una seria de reuniones que se fueron dando hace una semana entre el oficialismo y miembros de la oposición, como el dos veces candidato opositor a la Presidencia, Henrique Capriles Radonski.

Del pacto anunciado por el gobierno participaron también Avanzada Progresista (AP), del candidato Henri Falcón, el Movimiento al Socialismo (MAS), Copei y el oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela.

Sin embargo, los grandes partidos de oposición -Acción Democrática, Voluntad Popular, Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo- no formaron parte de este acuerdo. De hecho, a través de Twitter dijeron que no han firmado ningún pacto, por lo que no cambiarán de postura. "Pareciera que esto no cambia en el fondo las preocupaciones", aseguró a La Tercera el coordinador político de Voluntad Popular, Juan Andrés Mejías.

"El tema de fondo son las condiciones, que van mucho más allá de la fecha, siguen sin cumplir los requisitos mínimos establecidos. Uno, por ejemplo, es la constitución de un Consejo Nacional Electoral que puede modificar estas reglas del juego a medida que vayamos avanzando como lo han hecho en el pasado. Necesitamos un Consejo Nacional Electoral equilibrado, dos de los rectores están vencidos, ambos deben ser nombrados y no ha ocurrido. También las inhabilitaciones políticas tanto de partidos como de candidatos sigue sin resolverse", dijo Mejías.

La mayoría de los partidos que componen la alianza opositora de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) habían anunciado a mediados de febrero que no participarían de los comicios por la falta de garantías.

Henri Falcón, cuyo partido firmó el acuerdo con el gobierno, se desligó de la MUD al decidir llevar adelante su candidatura, lo que evidenció, una vez más, la fragmentación que vive la alianza hace meses.

"Hemos propuesto 20 de mayo, preferiblemente 27 de mayo, porque en la medida que haya más tiempo, pues nosotros tendremos más posibilidad de recorrer el país y estar en contacto con los venezolanos", declaró en una conferencia de prensa el secretario general de AP, Luis Romero.

El partido de Falcón también aprovechó para reconocer que las condiciones "no son óptimas", pero "garantizan cabalmente el derecho de los venezolanos a ejercer el voto, y que ese voto sea debidamente respetado y contabilizado".

La oposición ya se encontraba profundamente dividida frente al tema incluso desde antes de saber la fecha exacta de los comicios.

Las fracturas venían ahondándose desde el año pasado, cuando la oposición se enfrentó a dos procesos electorales que perdió estrepitosamente (las elecciones a gobernadores y las municipales en las que no participó) y luego la situación empeoró en torno a la mesa de diálogo que mantuvieron desde diciembre con el gobierno en Santo Domingo y que se quebró recientemente.

Comenta

Imperdibles