Vizcarra y el Congreso miden fuerzas entre acusaciones cruzadas

El 79% de los peruanos señala que el Mandatario debe seguir en el cargo, mientras que ayer se rechazó una moción censura contra el titular del Legislativo, Manuel Merino.




Al menos ocho veces, el cantante peruano Richard Cisneros, conocido como “Richard Swing” e investigado por contratos irregulares por más de US$ 50 mil, ingresó al Palacio Pizarro entre 2017 y 2019, según reveló la prensa local basada en información de la fiscalía. A pesar de los audios difundidos, en los que Martín Vizcarra intenta tapar este caso-, la mayoría de los peruanos sostienen que el Presidente no debe ser destituido por el Congreso.

Un sondeo de Ipsos entre el 11 y 12 de septiembre, un día después que se dieron a conocer los audios en los que el mandatario acuerda una versión de las visitas del cantante con dos asesoras y en la misma jornada en que el Congreso admitió la moción de vacancia en su contra, señaló que el 79% estima que Vizcarra debe seguir en el cargo. A su vez, un 19% dijo que debe ser vacado y un 2% no respondió.

De acuerdo con este mismo sondeo, el 41% indicó que la conducta del Jefe de Estado fue “incorrecta, pero no grave”, por lo que debe ser investigado al finalizar su mandato, en julio 2021. A pesar de esto porcentajes, el apoyo a Vizcarra pasó de 60% en agosto, a un 57% en septiembre.

Sin embargo, quien aparece como el más afectado por la moción de vacancia por “incapacidad moral permanente” -que se definirá este viernes después que el mandatario presente su defensa-, es el titular del Congreso, Manuel Merino, quien registró un descenso del 35% al 19% en el mismo período.

Tras la revelación que Merino llamó a altos mandos militares para informar sobre la vacancia, el ministro de Energía y Minas, Luis Miguel Inchaústegui aseguró que cercanos al Partido Acción Popular fueron consultados por puestos en un “gabinete de transición”.

Ambos hechos no hicieron más que alimentar las versiones sobre una supuesta “conspiración” -como lo tildó Vizcarra- el presidente del Congreso y otros legisladores para sacar al Jefe de Estado del poder. Ocurre que ante la ausencia de la figura de la segunda vicepresidencia, si Vizcarra es destituido debe asumir Merino, para luego convocar elecciones.

En ese escenario es que el Frente Amplio decidió imponer una moción de censura contra Merino por “irregular manejo” de la vacancia, la que fue rechazada este martes en el Pleno por 10 votos a favor, 93 en contra y 21 abstenciones.

Tras la votación Merino rechazó un “complot” para sacar a Vizcarra del cargo y aseguró ante sus pares que “no debemos dejar que nos pretendan dividir”.

Horas más tarde, el congresista Edgar Alarcón, quien entregó los audios a Merino, señaló que con la vacancia solo quieren que el Presidente “explique al país por qué mintió, por qué indujo a la mentira a sus trabajadores”. Hasta ahora, no estarían los votos para sacar a Vizcarra de forma anticipada.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.