21 comunas de los extremos del país se mantienen “invictas” al coronavirus

Juan Férnandez es una de las comunas que no registran contagios.

Sus alcaldes cuentan que no solo la lejanía ha sido la clave para no tener contagios. También la creatividad, fiscalización propia y el respeto de los vecinos a las normas impuestas por cada municipio.




Debido a su lejanía de polos urbanos, una veintena de comunas del país se mantienen “invictas”, sin ningún habitante contagiado por coronavirus. Sus autoridades precisan, eso sí, que esto se debe, además, a que mantienen estrictas barreras sanitarias y a que sus habitantes han respetado las medidas de cuarentena preventiva para evitar la transmisión del virus.

En la Región de Arica y Parinacota se mantienen sin casos General Lagos y Camarones. El alcalde de esa última comuna, Iván Moreno, sostiene que una de las estrategias implementadas con éxito en su comuna de 1.233 habitantes es la instalación de aduanas sanitarias, donde participan los vecinos realizando turnos para poder controlar a quien ingresa. “Esta es una comuna rural donde predominan los adultos mayores y cualquier contagio sería letal”, dice el edil.

En el Archipiélago Juan Fernández, donde viven 1.033 personas, tampoco se han registrado habitantes infectados. Para lograr esta “inmunidad”, el alcalde, Leopoldo González, cuenta que las personas que quieren regresar a la comuna deben hacer una cuarentena durante 14 días antes de viajar, y cuando llegan, deben cumplir el mismo periodo de aislamiento. “Es una medida que ha ayudado a controlar la situación y todos han cumplido responsablemente”, dice.

González remarca que cualquier brote en su comuna “sería grave, porque no contamos con ventiladores mecánicos como otras zonas, y si una persona se enferma gravemente debe ser trasladada al continente”.

En el caso de Chiloé, tres, de un total de 13 comunas de la isla, no tienen personas infectadas con el virus. Es el caso de Queilén, de 5.543 habitantes. Su alcalde, Marcos Vargas, indica que “el autocuidado ha sido clave y sus vecinos han sido muy responsables”. El jefe comunal cuenta que se implementó tempranamente “la ordenanza de mascarillas, controles sanitarios en el puerto, prohibición del comercio ambulante y se acordaron cuarentenas preventivas voluntarias en las islas que son parte de nuestra comuna”.

El intendente de Los Lagos, Harry Jürguensen, explica que las aduanas y los cordones sanitarios para ingresar a Chiloé han contribuido a que no haya brotes en algunas zonas, a lo que se suma que si hay infectados “se realiza seguimiento para que las personas se mantengan confinadas”.

La Región de Aysén, que tiene la menor cantidad de contagiados a nivel nacional, con 42 personas y hasta ahora no registra fallecidos por Covid-19, también posee comunas sin contagios. Una de ellas es Río Ibáñez, de 2.699 habitantes, la que mantiene la orden de que las personas que llegan desde otra comuna deben realizar cuarentenas preventivas sin salir de sus hogares. El alcalde, Marcelo Santana, explica que tienen exámenes PCR que se aplican inmediatamente si hay sospechas de un contagio.

En Magallanes está el caso de la comuna de Laguna Blanca, que posee apenas 264 habitantes. Su alcalde, Ricardo Ritter, cuenta que la dispersión de sus habitantes en un amplio territorio ayuda a que no haya contagios: “La mayor parte de las personas se ubica en estancias ganaderas, por lo mismo hay un distanciamiento social natural”. También contribuyen los cordones sanitarios que hay en ciudades cercanas como Punta Arenas, para que no entren ni salgan personas contagiadas.

San Ramón en el polo opuesto

3.735 casos y 166 fallecidos. Las cifras del último informe del Minsal fueron demoledoras para San Ramón, la comuna más pequeña de Chile, con 7,5 km2.

Ubicada en la zona sur de Santiago, creada en 1981, y cuyo nombre es en recuerdo al primer conjunto habitacional construido en el sector en 1944, tiene hoy 574,6 contagiados por km2, siendo la tercera con mayor concentración de contagios, después de Independencia y La Granja.

Pero eso no es todo, según el DEIS, la tasa de mortalidad por cada 100 mil habitantes, contando casos sospechosos y confirmados de Covid-19, son 191,9, la mayor para comunas sobre 50 mil habitantes.

A su vez, la tasa de incidencia acumulada de casos (estimación cada 100 mil habitantes) es de 4.317,4, la segunda más alta de Chile, solo después de La Granja

Uno de cada 23 habitantes de San Ramón ha sido diagnosticado con coronavirus.

“Hoy estamos sufriendo una tragedia en San Ramón, debido a que en junio han fallecido 166 vecinos, entre ellos varios funcionarios de la salud primaria”, advierte el alcalde Miguel Ángel Aguilera.

“Esto viene a develar el nivel de hacinamiento y pobreza escondida que aún existen en las comunas vulnerables, la escasez de recursos en la salud primaria, y las diferencias en el acceso a servicios como es el internet, trabajos formales y delivery, todos ellos componentes que han servido para que las personas puedan cumplir de buena manera su cuarentena”, agrega el edil.

Comenta