Aborto: casi un 10% de mujeres que invocó la ley optó por seguir con su embarazo

embarazo

De un total de 341 que invocaron la Ley de Aborto en Tres Causales hasta junio, 309 abortaron y solo 32 decidieron mantener la gestación.




A junio de este año, el Ministerio de Salud (Minsal) registró un total de 341 casos en que una mujer invocó la Ley de Despenalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo en Tres Causales. De ellos, 309 terminaron en un aborto, mientras que 32 mujeres decidieron continuar con la gestación; es decir, un 9,4% del total.

De ellas, nueve lo hicieron en la primera causal o de riesgo de vida de la madre, 20 por inviabilidad fetal, y tres en casos de violación.

Para Constanza Saavedra, médico y fundadora de la organización Testimonios por la Vida, las cifras de mujeres que se arrepintieron de abortar tras invocar la normativa es "baja". Asegura que este cambio de decisión se da principalmente en los casos de inviabilidad del feto, lo que a su juicio "se puede explicar por el vínculo que desarrolla la madre con su hijo, que son generalmente deseados", dijo.

Saavedra agregó que si bien en la primera causal generalmente se trata de hijos deseados, donde se generó un vínculo familiar, "cuando el riesgo de vida de la madre es realmente inminente, el embarazo se interrumpe como se ha hecho siempre y tanto los médicos como la madre lo entienden así".

Sin embargo, recalcó que si los programas de acompañamiento en las tres causales se realizan "de manera multidisciplinaria, sincera y es efectuada por profesionales que tienen experiencia acompañando, es posible que el porcentaje de arrepentimiento que veamos a futuro sea mayor", dijo.

Por su parte, Verónica Hoffmann, directora ejecutiva de la Fundación Chile Unido, aseguró que "cuando la mujer es el centro de los programas de acompañamiento, estos se disponen realmente a acogerla, escucharla y acompañarla, desde nuestra experiencia de 19 años acompañando a mujeres con embarazos vulnerables, hemos observado que un 85% continúa con su embarazo".

Débora Solis, directora ejecutiva de la Asociación Chilena de Protección de la Familia (Aprofa), destaca que tanto las cifras de abortos realizados como los que no se efectuaron, son una "buena noticia", ya que "representa a más de 300 mujeres que, a propósito de una lucha de mucho tiempo de organizaciones de derechos humanos y feministas, han tenido la oportunidad de decidir si seguir con un embarazo o interrumpirlo, y eso recoge el espíritu con el cual fue construida esta ley".

Acompañamiento

Uno de los derechos que estableció la normativa promulgada en septiembre pasado, fue que las mujeres que se encontraran en alguna de las tres causales tenían derecho a un programa de acompañamiento, tanto en el proceso de discernimiento como al decidir si abortar o seguir con su embarazo.

Este programa, al que tienen derecho las mujeres que se atienden tanto en clínicas como hospitales públicos, incluye acciones de acogida y apoyo biopsicosocial y no puede estar destinado a influir en su decisión.

La subsecretaria de Redes Asistenciales del Minsal, Gloria Burgos, explicó que este acompañamiento se hace exclusivamente por los equipos médicos de los recintos de salud "tanto con psicólogos, psiquiatras, además de la capacitación del profesional matrón. Hasta el momento ha funcionado bien, no hemos tenido ningún tipo de reclamo ni solicitud de revisión de ninguna paciente que haya sentido que no se le acompañó adecuadamente", explicó.

En las postrimerías de la discusión parlamentaria de esta ley, se incluyó que así como existiría un programa de acompañamiento institucional también se acreditaría por parte del Minsal a organizaciones sin fines de lucro para ofrecer apoyo adicional. Esto permitiría que las mujeres pudieran elegir libremente "tanto la entidad como el programa de acompañamiento que estime más adecuado a su situación particular y convicciones personales", dice la ley.

Sin embargo, y según los registros del Minsal, hasta la fecha no existen organizaciones sin fines de lucro acreditadas para otorgar este programa adicional.

A la fecha, tanto Testimonios por la Vida, Chile Unido, Corporación Miles y Aprofa, se encuentran en proceso de acreditación. Y esta última estaría a ad portas de lograr la certificación, convirtiéndose así en la primera entidad en hacerlo, según confirmó la subsceretaria Burgos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.