Exdirectivo de la Fiscalía Nacional que renunció tras denuncia de acoso: “Me defenderé hasta las últimas instancias”

Autor: La Tercera

Luis Torres exdirectivo
AgenciaUno

Luis Torres insistió esta jornada en que es inocente y que hubo irregularidades en su proceso de remoción. Además, el 7° Juzgado de Garantía de Santiago admitió a trámite la querella que presentó en contra de funcionarios del Ministerio Público, entre ellos Jorge Abbott.


Esta tarde el 7° Juzgado de Garantía de Santiago admitió a trámite la querella presentada por el exjefe de la Unidad de Delitos Sexuales y Derechos Humanos de la Fiscalía Nacional, Luis Torres, quien renunció tras ser acusado por una alumna en práctica de acoso sexual.

En la acción, dirigida en contra del fiscal nacional Jorge Abbott y otras autoridades, acusa a la máxima autoridad del Ministerio Público de una serie de irregularidades en el sumario interno que se llevó en su contra.

Como publicó hoy La Tercera PM, en la querella, Torres denuncia a los funcionarios por los delitos de perjurio, falsificación de documento público, violación de secretos y falta penal de omisión de denuncia. En la acción también están denunciados Mauricio Fernández; la abogada asesora de la Unidad Especializada en DD.HH., Catalina Duque; y Gisela Schoenmakers, abogada asesora de la Unidad de Asesoría Jurídica de la Fiscalía Nacional.

Insiste en su inocencia

Durante la jornada, y a través de un comunicado, Torres insistió en su inocencia, declarando que “los hechos que se me imputan habrían sido cometidos en público y frente a múltiples testigos; sin embargo, la resolución que define mi remoción no considera el hecho de que ningún testigo haya visto alguno de los hechos denunciados”.

“En la resolución el Fiscal sostiene que sólo me centro en el hecho de que no hay testigos de los falsos hechos que se me acusan, pidiéndome que demuestre ‘intencionalidad de las afectadas de crear o inventar relatos en su (mi) contra y cuál sería esa intencionalidad’. Esto es un atentado a la presunción de inocencia. No me corresponde establecer las motivaciones de las denunciantes ni de quienes llevaron a cabo el proceso de esta manera. Mi obligación es demostrar que los hechos no son ciertos, tal como lo hice en mis descargos en el sumario”, agregó.

Asimismo, detalla que “ejerceré mi derecho a apelar en el plazo establecido. Solicitaré al Ministerio Público que mi apelación pueda ser revisada por un Fiscal que dé garantías de imparcialidad”.}

“Como he dicho con anterioridad, me defenderé por todos los medios legales y hasta las últimas instancias de las falsas acusaciones en mi contra y del irregular sumario administrativo llevado a cabo”, puntualiza.

Seguir leyendo