Alumnos de U. Arcis inician clases tras 10 meses de espera

La nueva sede está ubicada en calle Moneda con Amunátegui.

Convenio con la U. Católica del Maule permitirá a estudiantes finalizar sus carreras. Primer semestre cerrará en febrero.


Esta semana, mientras la mayoría de las universidades están por terminar su año académico, un grupo de jóvenes comienza sus estudios para finalizar el primer semestre en febrero de 2019. Ese es el panorama que desde este lunes enfrentan 200 alumnos de la Universidad Arcis que aún no egresan y que deberán continuar sus carreras bajo la tutela de la Universidad Católica del Maule (UCM).

Marjorie Duarte (32) es una de ellas. Está en su último semestre de Pedagogía en Historia y Geografía, y cuenta que todo este proceso ha sido “súper difícil para mí, y también me atrevo a decir que para todos mis compañeros. Hemos estado súper complicados con todos estos cambios, porque no hemos podido terminar nuestro proceso”.

Para Duarte, no solo lo económico era un problema, sino también el hecho de que “siempre todo estaba en veremos. Eso fue algo que me mantuvo súper complicada, porque no sabíamos cómo se iba a dictar este proceso”.

La fase de matrículas aún no termina en la U. Arcis. Del 5 al 8 de noviembre será el turno de los 800 estudiantes que ya egresaron y que deben realizar sus prácticas profesionales y sus tesis o exámenes de grado.

Tal es el caso de Abel Medina (25), quien estudia Pedagogía en Lengua Castellana y Comunicación, y comenta que le falta el proyecto de innovación pedagógica y la práctica profesional. Sin embargo, esta última no la podrá iniciar hasta marzo de 2019, debido a que necesita un colegio para poder realizarla.

“Yo planificaba tener una carrera de cinco años y voy a terminarla en siete, el 2019”, cuenta Medina, quien actualmente trabaja como guardia de seguridad.

El estudiante de Pedagogía relata, además, que con sus compañeros han tenido “más de un momento angustioso, donde el llanto, la tristeza, la rabia, nos aflora, porque somos nosotros los que estamos afectados directamente, pero indirectamente todas nuestras familias que confían en nosotros”.

Una de las solicitudes de los alumnos a la que accedió la UCM fue que les hicieran clases los mismos profesores de la U. Arcis. Marisol Videla, quien trabaja como docente en esa institución desde el año 2007, señala que la petición de los alumnos “avala varias cosas: la calidad académica a la que ellos están acostumbrados, que sus mallas no fueron tocadas y, por lo tanto, fueran titulados de la universidad con las mismas prerrogativas que había determinado la escuela, y que ellos, al manejar sus propios profesores, terminaban su ciclo completo”.

#Tags


Seguir leyendo