Apoyo a clases online varía de modo significativo según estratos sociales

Foto: Patricio Fuentes

Según encuesta Cadem, sectores más acomodados apoyan continuación de clases a través de la web.




Según el último sondeo realizado por Cadem, una amplia mayoría de apoderados se resisten a reincorporar a sus hijos a la educación presencial en un futuro cercano. Solo un 5% de los consultados plantea que se debe volver al colegio durante el segundo semestre que se aproxima. Y un 69% responde que después de seis meses estarían dispuestos a enviar a sus hijos a clases.

El retorno a las escuelas en Rapa Nui, en la Región de Aysén o el que se alista en el archipiélago de Juan Fernández ha puesto en alerta a las asociaciones de padres y apoderados, donde si bien hay unanimidad de no regresar físicamente a las instituciones de educación, sí hay diferencias marcadas por nivel socioeconómico de cómo continuar el año académico 2020.

El gerente de asuntos públicos de Cadem, Roberto Izikson explica que “en los niveles más altos se está mayoritariamente por continuar con clases online (69%), mientras que los estratos bajos están por cerrar el año y pasar a todos de curso (46%)”.

Izikson agrega: “Las opciones están asociadas a la calidad del internet en casa, la infraestructura y al apoyo que pueden tener los niños en sectores bajos, y eso también habla de la alta penetración en Chile del internet”.

Este problema es el que se ha reflejado en establecimientos como el Instituto Nacional, donde un alto porcentaje de los alumnos no tiene conectividad para sostener clases por videoconferencia, las que se iniciaron hace pocas semanas. “Un exalumno, que es apoderado, al inicio de la pandemia donó una plataforma para que los alumnos pudieran acceder al contenido. Recién, hace muy poco se iniciaron clases por Zoom, al inicio solo eran guías”, relata Isabel Leal, representante de la corporación de padres y apoderados.

Y si bien entre los apoderados aún no hay una postura de cuál será el rumbo para entregar los contenidos en el segundo semestre, hay acuerdo en no retornar mientras las condiciones sanitarias no se den. En ese contexto, el colegio convocará al consejo escolar en agosto, instancia donde esperan ahondar en el tema, independiente de lo que se haya resuelto a nivel central para ese entonces.

Desde la Coordinadora de Padres y Apoderados (Corpade), aparece una cuarta opción: anular el año escolar, sin consecuencias posteriores, como puede significar una repitencia. El argumento es que un número significativo de alumnos nunca ha recibido material o lecciones por internet.

Sobre el futuro reinicio de clases, la presidenta de Corpade, Dafne Concha, señala que ellos no han sido incorporados a las decisiones que se están tomando o que se adoptarán.

Según una encuesta realizado por el Ministerio de Educación a más de ocho mil establecimientos en todo el país, solo un 32% ha adoptado las clases virtuales como modalidad, y el resto de los colegios se dividen entre entrega de material físico, en plataformas del Mineduc o propias.

Comenta