Buques escuela de Latinoamérica preparan recalada en Punta Arenas

Buques escuela anclados

El 11 de mayo siete embarcaciones arribarán a la ciudad del sur. La actividad se enmarca en la conmemoración de los 200 años de la Armada de Chile.


Océano y viento. Un eterno horizonte del navegante. El próximo 11 de mayo, Punta Arenas recibirá a siete de los principales buques escuela y naves institucionales de Latinoamérica y España. Será el inicio en el país de Velas Latinoamérica 2018, uno de los eventos con los cuales la Armada de Chile conmemora sus 200 años de existencia.

Los buques Fragata Libertad (Argentina), Cisne Branco (Brasil), Esmeralda (Chile), Gloria (Colombia), Juan Sebastián de Elcano (España), Cuauhtémoc (México) y Simón Bolívar (Venezuela) recalarán en la capital de la Región de Magallanes y de la Antártica Chilena, tras un largo viaje que comenzó el 25 de marzo pasado, en Brasil, y que concluirá el 2 de septiembre en Veracruz.

“A raíz del éxito obtenido en Velas Sudamérica 2010, las Armadas latinoamericanas acordaron, en la XXV Conferencia Naval Interamericana, celebrada en 2012, en Cancún, México, llevar a cabo cada cuatro años un encuentro de grandes veleros, bajo el nombre de Velas Latinoamérica. Su finalidad es estrechar y fortalecer los lazos de amistad entre las distintas Armadas y la población de los países y puertos visitados”, explicó el capitán de fragata Marcelo Rojas Basso.

Aparte de los 200 años de la Armada, el paso de los veleros por nuestro país coincide con el bicentenario de la creación de la Escuela Naval Arturo Prat, la conformación del Cuerpo de Infantería de Marina, de la Dirección de Abastecimiento y el zarpe de la Primera Escuadra Nacional.

En Chile serán cuatro los puertos visitados por las embarcaciones: Punta Arenas (11 al 15 mayo), Talcahuano (23 al 26 de mayo), Valparaíso (28 de mayo al 3 de junio) y Antofagasta (8 al 11 de junio).

“A nosotros no nos correspondía este año, era a Brasil el país al que le tocaba organizarla, pero ellos amablemente nos la cedieron para poder coincidir con nuestra celebración. La particularidad es que esta actividad es un evento más en nuestra celebración bicentenaria. La travesía consta de 157 días navegando las costas del Atlántico y el Pacífico, recorriendo 12 mil millas náuticas, equivalentes a 19.312 kilómetros, lo que podemos comparar con recorrer media vuelta al mundo”, añadió Rojas.

El fin de esta actividad es poder compartir experiencias en el mar y enfrentar, en conjunto, situaciones que acontecen durante una travesía de este tipo. Así es como la gente de mar vive también anécdotas. Una de ellas, recuerda el capitán Rojas, ocurrió en el trayecto desde Brasil a Uruguay. “Se tuvo que realizar una operación médica a bordo del Esmeralda, donde se realizó un trabajo colaborativo con la dotación del buque escuela mexicano, mostrando las buenas relaciones y la camaradería que se está dando durante este tipo de viajes”, detalló.

Otra de las características que tendrá esta edición de Velas 2018 es que en su etapa final tendrá un intercambio de tripulación (guardiamarinas y grumetes) entre las naves. “La idea es que todos tengan la oportunidad de trabajar con dotaciones extranjeras y conocer el trabajo que se realiza en los otros buques”, se informó.

Las grandes velas ya se acercan a Chile.

#Tags


Seguir leyendo