Retiro de cinco generales da paso a nuevo Alto Mando

Carabineros renovó el escalafón con el ascenso de 19 coroneles. En total, 52 altos oficiales salieron este año.


Era la primera misión del general director de Carabineros, Mario Rozas, desde que asumió la semana pasada como máximo jefe de la policía uniformada. Con un mando totalmente descabezado, debía reformular los nombre del generalato de la institución, la que este año vio la salida de 52 altos oficiales que pasaron a retiro.

Y hoy, antes de las 21.30, el nuevo Alto Mando quedó conformado, tras la aprobación del Ministerio del Interior de los nombres propuestos por el general director, donde destaca la salida de cinco generales y el ascenso de 19 coroneles.

Con estos movimientos se da paso a un Alto Mando “renovado”, dicen al interior de la institución, el cual estará comandado por Rozas, quien tiene 51 años, siendo el general director más joven de Carabineros, por lo menos, de los últimos 30 años.

Como Rozas es el “número uno” en la institución, es el de más alto rango. El resto debe ser de su misma generación o bien haber egresado de la Escuela de Oficiales en años posteriores. Se estima que el promedio de edad del nuevo generalato fluctúa entre los 49 y 51 años.

Entre los nombres que destacan en el nuevo Alto Mando, figuran como subdirector Diego Olate, quien asumió como general inspector tras la salida del general Álvaro Altamirano, el que pasó a retiro luego que el gobierno pidiera al otrora general director, Hermes Soto, cursar la renuncia de 10 generales para dar paso a nuevas generaciones.

Otro puesto clave es el de director nacional de Orden y Seguridad, el cual quedará a cargo del general Ricardo Yáñez Reveco, quien subió al grado de general inspector tras ser jefe de zona en Iquique. El alto oficial viene a ocupar el puesto que dejó Christian Franzani, quien salió de la institución por los cuestionamientos en el caso Catrillanca.

El general Yáñez, según explicaron fuentes de la institución, viene a asumir un rol abocado a unas de las grandes tareas de Rozas: la prevención. Además, será un hombre clave en la seguridad en La Araucanía, zona donde también habrá nuevo jefe, el general Carlos González, quien asumió tras la salida del general Andrés Gallegos.

Otro cambio estratégico es el ascenso a general inspector de Mauricio González, quien pasó de ser jefe de Educación, a liderar la Dirección de Personal. González, al igual que Rozas, también fue jefe de Comunicaciones de Carabineros y fue jefe de la Prefectura Andes, marcando nuevamente un punto a favor de la prevención en todos los grados del mando.

Sin embargo, al interior de la institución llamó la atención el cambio en la Dirección de Inteligencia. Salió el general Miguel Jara, quien había asumido en octubre de este año, y dio paso Patricio Escobar.

Los cambios en el cuerpo de generales era algo que estaban esperando desde la semana pasada los mandos medios, pues con esta definición se tiene más claridad de quiénes los comandarán durante los próximos año. Eso en el papel, pues esta nueva conformación del Alto Mando es la tercera del año.

 

Seguir leyendo