Caso AK-47: Interior se querella sin invocar Ley de Seguridad del Estado

El caso se formalizó el martes 11 de febrero. Foto: Valentina Mora.

El gobierno se hizo parte en la causa, donde se indaga la compra y venta de un fusil de guerra. La acción judicial apuntó a la tenencia de armas.


Cuando se formalizó la causa sobre la compra y venta de un arma AK-47, donde estuvieron involucradas seis personas, la interrogante surgió de inmediato: ¿Se querellará el gobierno? La pregunta, emplazada desde la oposición, surgió dado que los investigados tenían afinidad política con la derecha.

Pasó una semana y el gobierno se querelló. Así lo hizo este martes el Ministerio del Interior, el cual presentó la acción judicial contra dos imputados en la causa: Matías Ugalde Vásquez, quien compró el arma, y José Joaquín Valdés Muñoz, vendedor del fusil.

“Habrían llevado a cabo negociaciones para efectos de ejecutar una ‘compraventa’, cuyo objeto consistió en un arma de fuego de guerra tipo fusil, modelo AK-47, de manufactura rusa, y un cargador de 36 municiones”, dice el escrito, ingresado al Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago.

La querella de Interior apunta a la tenencia de armas y municiones y no invoca la Ley de Seguridad del Estado, legislación que el gobierno ha utilizado en otros casos de violencia, en el marco de la crisis social.

Desde Interior explicaron que se resolvió querellarse por la Ley de Armas, dado que por este ilícito fueron formalizados los dos imputados y que, además, esta norma contempla penas más altas para los infractores. También, agregaron que la acción judicial se ejecutó luego de que se efectuaran una serie de conversaciones entre el subsecretario Juan Francisco Galli y el Ministerio Público.

En declaraciones a Radio Universo, este martes, el fiscal regional Oriente, Manuel Guerra, dijo que “no tenemos lo que algunos manifestaban, una organización de un grupo de ultraderecha que pretendía realizar ciertos desmanes. Es simplemente delincuencia”.


Comenta