Caso Huracán: formalizarán a excarabineros por supuestos "chats" sobre tráfico de armas

Imagen-Imagen_CAM8078

La UIOE funcionaba en Temuco, hasta que estalló el caso Huracán. También indagó casos en el norte y Santiago. Foto: Camilo Tapia/Archivo

Expolicías presentaron a la fiscalía presuntos diálogos que apuntaban a una internación de armamento desde Argentina. Se levantarán cargos a los exuniformados que formaban parte de la unidad de Inteligencia de La Araucanía.


La Corte de Apelaciones de Temuco este viernes podría dar a conocer la tabla con las causas que están sometidas a su conocimiento y una de ellas tiene que ver con la Operación Huracán. El tribunal de alzada debe resolver qué juzgado de garantía tramitará el caso, en que se indaga la presunta falsificación de pruebas por oficiales de Inteligencia de Carabineros. Esto, para incriminar a comuneros mapuches en atentados incendiarios en La Araucanía.

Una vez resuelta la competencia del tribunal, la fiscalía dará su próximo paso en la causa: formalizar la Operación Andes. De esta manera, el fiscal Carlos Palma, quien ya ha formalizado a 11 personas por el caso Huracán, alista un nuevo levantamiento de cargos.

Cuando quedó al descubierto la presunta manipulación de evidencia, hace cerca de un año en La Araucanía, la fiscalía requisó computadores y teléfonos desde la Unidad de Inteligencia Operativa Especializada (UIOE) en Temuco. En esas diligencias se detectó que Álex Smith, alias el profesor y quien trabajaba para Carabineros, habría elaborado informes a partir de supuestos mensajes de textos, en que un exmirista se comunicaba con comuneros mapuche para coordinar la internación de armas desde Argentina. Uno de los presuntos interlocutores sería el vocero de la CAM, Héctor Llaitul. A esta causa se le bautizó policialmente como Operación Andes.

Según antecedentes del caso, con esta información los jefes de la UIOE habrían viajado a Rancagua en 2017 para reunirse con el fiscal Sergio Moya, quien indagaba un caso de tráfico de armas hacia La Araucanía desde 2012.

Con los datos proporcionados por los oficiales de Inteligencia, que incluían transcripciones de las conversaciones entre el exmirista y sus supuestos contactos, el fiscal Moya dispuso de una serie de diligencias, entre ellas un viaje a Argentina de efectivos del OS-9 de Carabineros para seguir las pistas que le entregó la UIOE.

Sin embargo, el curso de la investigación no llegó a puerto. La razón fue que la fiscalía trabajó en base a pruebas que eran falsas. Los diálogos, según el Ministerio Público, eran inexistentes. Todo esto quedó al descubierto cuando estalló el caso Huracán, ya que pruebas similares se utilizaron para detener a los comuneros que fueron aprehendidos por los ataques incendiarios.

Por esto es que Palma está próximo a pedir una nueva formalización y tendría como imputados a Patricio Marín, exjefe de la UIOE; Leonardo Osses, exoficial de la misma unidad; el "profesor" Smith; y el exjefe de Inteligencia, el general (R) Gonzalo Blu.

Fuentes del caso explicaron que este grupo habría operado de la misma manera que en Huracán, por lo que se le imputarían delitos de falsificación de instrumento público, obstrucción a la investigación y, eventualmente, asociación ilícita.

Además, esta no sería la única nueva arista en la que se presentarán cargos. El Ministerio Público también buscará formalizar a los exoficiales por el caso de robo de armas desde una tenencia en Iquique, donde se condenó a dos excarabineros por la sustracción de armamento en base a información proporcionada por la UIOE.

El abogado del general (R), Blu, Cristián Arias, explicó que la nueva ronda de formalizaciones respondería a una "estrategia de la fiscalía, pues no se ha visto favorecida tras la apelación de mi representado, en que logramos modificar la medida cautelar de prisión preventiva. Ahora, nuestra posición no va a cambiar en nada: Gonzalo Blu nunca tuvo conocimiento de los ilícitos que se cometían al interior de la UIOE de Temuco".

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La deforestación en la selva amazónica de Brasil aumentó más del 80% en agosto con respecto al año anterior, según mostraron datos preliminares del gobierno en septiembre.