Catastro de Salud cifra en 29 los proyectos de infraestructura paralizados en el país

Se ha intentado tres veces reactivar las obras del Servicio de Urgencia de Alta Resolutividad Michelle Bachelet, desde 2016, sin éxito.

Obras fueron abandonadas o tienen fallas graves en su ejecución. Un caso emblemático es el Consultorio Michelle Bachelet, detenido desde 2016 en la comuna de Maipú.


La edificación alcanzaba un 54% de avance cuando las obras quedaron abandonadas. Por esa razón, el Ministerio de Salud terminó en 2016, anticipadamente, el contrato con la firma Pilarus S.A., que tenía a su cargo la construcción del Servicio de Urgencia de Alta Resolutividad (SAR) Michelle Bachelet Jeria, en la comuna de Maipú.

El edificio se ha convertido en un ícono de los problemas que puede enfrentar un proyecto: dos licitaciones públicas que en 2016 y 2017 intentaron retomar los trabajos fracasaron, junto con un trato directo que tampoco dio frutos. “Está abandonada. La misión nuestra es retomar la obra con una nueva empresa”, admitió el jefe de Inversiones del Minsal, Luis Barrios, ante los parlamentarios de la Comisión de Salud.

Con todo, el caso de este proyecto no es único. Según un catastro de Salud, del total de 131 obras de infraestructura que se iniciaron en la pasada administración, existen 29 que están paralizadas o enfrentan problemas graves en su ejecución. Eso, tras haber resuelto los conflictos que sufrieron otras 30 y que también pusieron en riesgo su continuidad.

Así, del total de obras con problemas, 11 son consultorios o centros de salud familiar, 12 hospitales, una posta, cuatro SAR y un Centro Comunitario de Salud Familiar (Cecosf). Y entre las dificultades detectadas, destacan términos anticipados de contrato, problemas de diseño o de ejecución o la judicialización de proyectos, lo que se ha traducido en la suspensión de los trabajos y en graves retrasos respecto de la fecha de entrega pactada.

Desde Salud reconocen que “todos los días tenemos empresas que quiebran o se atrasan, y el trabajo es tratar de sacar los proyectos adelante”, dijo Barrios.
Carlos Piaggio, gerente de Infraestructura de la Cámara Chilena de Construcción, explica que entre las condiciones que propician estos hechos en los proyectos se ha detectado que, “por ejemplo, carecen de estudios de ingeniería acabados, lo que genera riesgo al momento de la ejecución e incertidumbre”. Asimismo, agrega que se debe perfeccionar la selección de empresas. “Hemos propuesto homologar el registro de empresas que lleva el Ministerio de Obras Públicas, para así seleccionar con un piso mínimo en términos de experiencia y capacidad económica, para evitar que empresas que no tengan las capacidades y la experiencia asuman proyectos en los cuales no darán el ancho”, indicó.

Medidas

Entre las medidas que ha tomado el gobierno para evitar la detención de los proyectos destaca los cambios en las bases de licitación, para permitir, por ejemplo, la revisión de los antecedentes de cada una de las personas que participan de las licitaciones. Así, se busca garantizar que cumplen con la experiencia que se plasma en los documentos que presentan las empresas. “Es un cambio radical. Los curriculum de los profesionales se van a validar una vez que se adjudique la obra a la empresa. Estas bases están en Contraloría y debieran salir en abril con toma de razón”, explicó Barrios.

Además, indicó que se va a licitar diseño y construcción de las obras en un mismo contrato. “Algo que carecíamos es que había proyectos en que el constructor se hacía cargo de la obra y le entregábamos un diseño desarrollado por Salud, con problemas con los cuales se encontraba el constructor y después nos cobraban obras adicionales”.

En el caso del SAR Michelle Bachelet, en tanto, desde el Servicio Salud Metropolitano Central explicaron que se está trabajando en una licitación privada, que podría subirse a sistema en las próximas dos semanas.

#Tags


Seguir leyendo