Chofer de bus fue imputado por homicidio simple en Mendoza

AvionWEB

Cuatro lesionados llegaron ayer a Chile en un avión de la FACH.

Desde la Fiscalía indicaron que conductor que protagonizó el accidente en Argentina, donde fallecieron tres niños, arriesga una pena de 8 a 25 años de presidio.




Leonel Quiroga (39), el conductor del bus en el que viajaban 35 niños y adultos, de la escuelas de fútbol de Quilicura y Licán Ray, y que volcó el viernes en el sector de Las Cuevas en Mendoza, cobrando la vida de tres de menores, fue imputado ayer en Argentina por homicidio simple con dolo.

El chofer de la máquina, perteneciente a la empresa Meltur, pasó la jornada del viernes en los calabozos de la Comisaría 23 de Uspallata y ayer fue trasladado a Mendoza para ser imputado cerca del mediodía, por el fiscal Carlos Torres.

Laura Nieto, asistente del fiscal, afirmó al medio trasandino Los Andes que de ser hallado culpable, el imputado "arriesga una pena de 8 a 25 años" de presidio. Por el momento, según trascendió, el chofer permanecerá en el Centro de Detención Judicial.

Quiroga manejaba un bus que al intentar adelantar a otro vehículo en una curva se encontró con otro de frente. En una maniobra para esquivar a dicho autobús, generó el volcamiento de la máquina, según relataron algunos testigos del accidente. Ya el viernes, el fiscal Carlos Torres indicó a portal MDZ de Argentina que los testimonios recabados apuntaban a que el conductor manejaba a exceso de velocidad.

Traslado

El accidente dejó un saldo de 34 lesionados de diversa consideración, entre los que se encuentran los dos conductores. Algunos de ellos fueron trasladados ayer en un avión Hércules de la Fuerza Aérea (FACH) desde Mendoza a Chile, al igual que los restos de las tres víctimas fatales.

Horas antes, sus familiares esperaban los cuerpos de sus seres queridos en completo hermetismo en un salón del aeropuerto apartado de la prensa, mientras eran asistidos por una psicóloga del Ministerio de Salud.

Al aterrizar, las carrozas fúnebres del Hogar de Cristo se acercaron para trasladar a Matías Vidal Pérez (13), Jonathan Muñoz Añulef (16) y Javiera Collel Arenas (10). Los dos primeros, provenientes de La Araucanía, fueron llevados en avión de Carabineros a su región, para ser velados en Villarica y Licán Ray. Mientras que la otra menor lo será en su colegio de Independencia. La ministra de Salud, Carmen Castillo, explicó que "no se requiere el Servicio Médico Legal. Precisamente está el seremi de Salud para hacer todos los trámites que faciliten la entrega inmediata de los cuerpos".

En el avión Hércules también venían cuatro heridos que estaban en condiciones de ser trasladados para continuar su hospitalización en Chile. Se trata de jóvenes deportistas que fueron trasladados a los hospitales de pediatría Exequiel González Cortés, Luis Calvo Mackenna y Roberto del Río. En tanto, el director técnico del equipo, Mario Olguín (55), fue llevado al Hospital San José. Otros cuatro heridos continúan hospitalizados en estado grave, pero sin riesgo vital, en Mendoza.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.