Contraloría ordena sumarios por protocolos de donación de órganos que no fueron aplicados en 79 casos en hospitales de La Araucanía

Trasplante

Imagen referencial

La investigación se inició a raíz de la denuncia de un particular y luego del caso de Joaquín Bustos, el joven que falleció en Temuco el año pasado y cuya familia no pudo donar todos sus órganos debido a problemas en el traslado a Santiago.




Esta tarde la Contraloría ordenó el inicio de sumarios tras detectar "falencias en la notificación sobre posibles donantes y falta de coordinación entre hospitales" en 79 casos.

Esta investigación, indicaron, se inició a raíz de la denuncia de un particular y luego del caso de Joaquín Bustos, joven que falleció en julio del 2019 en Temuco  y cuya familia no pudo donar todos sus órganos debido a que no se contaba con el tiempo suficiente para realizar el traslado a Santiago.

Según denuncian desde la Contraloría Regional de La Araucanía se determinó que recintos de salud de la zona "no aplicaron los protocolos correspondientes en un total de 79 casos de posibles donantes de órganos, además de falta de coordinación entre los hospitales y las respectivas unidades de procuramiento local".

Los informes N° 1.031, al Servicio de Salud Araucanía Sur (SSAS); y N° 1.032, al Servicio de Salud Araucanía Norte (SSAN), ambos de 2019, establecieron falencias en 38 y 41 situaciones, respectivamente, entre enero y octubre de 2019.

Al desagregar las cifras, se señala que en el SSAS, 14 personas se encontraban internadas en hospitales generadores de posibles donantes.

De acuerdo a Contraloría, en 11 casos se aplicó la evaluación Glasgow 3, escala de aplicación neurológica que mide el nivel de conciencia de una persona. Esto, explican, implicaba que debían someterse a la certificación de muerte encefálica. No obstante, el informe señala que no se acreditó que los médicos tratantes o los centros de salud sometieran estos casos a los protocolos correspondientes para descartar o advertir un potencial donante.

Además, se comprobó que los otros tres pacientes, fallecidos por criterio neurológico, no contaron con la evaluación del Glasgow, lo que impidió determinar eventuales donaciones.

24 pacientes

Además de estas cifras, señala Contraloría, existe el caso de 24 pacientes fallecidos por criterio neurológico en recintos que no cuentan con la condición de ser generadores de posibles donantes.

"En estos casos, la Contraloría determinó que hubo falta de coordinación entre estos centros con aquellos que sí cuentan con dicha condición", indicaron.

En el SSAN, del total de 41 casos, dos pacientes fallecidos por criterio neurológico y evaluados con Glasgow 3 no fueron sometidos al protocolo de certificación de muerte encefálica para descartar o advertir un eventual donante. En los otros 39, advierte Contraloría, se trató de pacientes que fallecieron en seis establecimientos dependientes, "donde se acreditó la falta de coordinación con hospitales generadores".

Sumarios

Debido a la información detectada, Contraloría ordenó sumarios en ambos servicios de salud para así determinar "las eventuales responsabilidades administrativas de los funcionarios".

"Las entidades deberán informar a la Contraloría en un máximo de 15 días, el inicio de estos procedimientos disciplinarios", indicaron.

"La Contraloría advirtió a la Coordinadora Nacional de Procuramiento y Trasplante sobre la necesidad de gestionar contratos con empresas privadas o convenios con entidades públicas que aseguren la disponibilidad de traslado aéreo cuando se requiera, para evitar que vuelvan a ocurrir situaciones como la denunciada", indicaron en el informe.

Comenta