Covid-19: oriente y centro de RM tienen los índices más bajos de casos activos

El Paseo Ahumada, en el centro de Santiago. Foto: Andrés Pérez

En los próximos días el gobierno definirá los grupos de comunas que avanzarán a la fase de transición. Desde Salud explican que también se evalúa la movilidad entre los territorios.




El pasado martes, en La Moneda, tras anunciar el Fondo Solidario Municipal a propósito de la emergencia, el Presidente Piñera comentó a algunos alcaldes que, para avanzar desde las cuarentenas a la fase de transición, se demarcarían tres macrozonas en la Región Metropolitana.

Desde Salud, en tanto, sostienen que aún no hay definiciones, pero sí varias propuestas sobre la mesa que apuntan a cómo dividir la capital. Entre ellas está el planteamiento de Espacio Público, que propone dividir la RM en seis territorios definidos por las comunas que abarca cada servicio de salud. “De este modo se puede medir la capacidad hospitalaria de cada uno, asociada con los hospitales de cada macrozona (…) y así con el resto de las variables. En este sentido sería semejante al trabajo de zonificación que realizó el estado de Nueva York”, señaló el último comunicado de la entidad.

Así, el informe epidemiológico publicado ayer ya comienza a vislumbrar mejorías notorias en ciertos sectores de la capital, si se utilizan las divisiones territoriales propuestas por Espacio Público.

En ese sentido, es en la zona oriente donde las cifras de contagios se ven mejor aspectadas: hay apenas 1.197 casos activos en el territorio que comprende a las comunas de Providencia, Ñuñoa, Macul, Peñalolén, La Reina, Las Condes, Vitacura y Lo Barnechea. Allí, la tasa de incidencia por 100 mil habitantes es de un 81,9.

Le sigue la zona central -Maipú, Estación Central, Cerrillos, Santiago-, que promedia una tasa de 98,6 casos activos. En esta área destaca el caso de Maipú, que si en el informe epidemiológico del 19 de junio sumaba 1.758 casos activos, en el último reporte disminuyeron a 552.

La idea de levantar las cuarentenas por bloques de comunas ya es una decisión tomada en el Minsal, aunque ha encontrado detractores entre algunos expertos que no ven con buenos ojos la estrategia.

Para el biólogo e investigador de la Fundación Ciencia y Vida, Tomás Pérez-Acle, “estas aproximaciones ingenieriles para enfrentar la pandemia no tienen sentido. El conocimiento biológico, sobre todo el epidémico, debe ser tomado en cuenta: los virus no conocen fronteras y se difunden en la población siguiendo el movimiento de las personas”.

Por otro lado, también hay aprensiones ante la disparidad estructural reflejada en los parámetros sanitarios. El académico en Salud Pública de la Usach Claudio Castillo comenta que “es posible que el primer bloque de comunas que cumpla las condiciones para entrar a la etapa de transición sea el de las comunas con mayores recursos. Allí se va a generar una diferencia por ingresos, es decir, quienes tengan mejores condiciones salen antes de la cuarentena, porque su nivel socioeconómico lo permite. Eso, lo que hace, es mantener este criterio de desigualdad”.

Y aunque Castillo opina que la apertura por macrozonas es una mejor opción que el levantamiento “dinámico” -es decir, por municipios aislados-, plantea que es mucho más adecuado mirar el radio urbano de Santiago, de 32 comunas, como un solo bloque.

Para la epidemióloga María Teresa Valenzuela, integrante del Consejo Asesor Covid-19, “de acuerdo a los números, por incidencia, el sector sur no podría salir aún de la cuarentena, por ejemplo. El sector oriente y el sector central se ven bien aspectados, pero tiene que ser un continuo, por paños, que no queden comunas al medio ‘encerradas’”.

Los criterios

Desde Salud explican que “hemos definido criterios claves para el plan ‘Paso a Paso’ como es la trazabilidad, positividad y capacidad de la red hospitalaria. Esos indicadores hay que analizarlos para poder decidir los bloques y zonas que pasarán de una fase a otra. Ahora, también pueden influir otros factores que no son propiamente de salud, por ejemplo el transporte”.

En ese contexto, el ministro Paris ya ha comentado que trabaja en conjunto con la cartera liderada por la ministra Gloria Hutt para aumentar la oferta y frecuencia de buses con el fin de prevenir aglomeraciones en los paraderos.

Para el exsubsecretario de Transportes y académico USS Carlos Melo “hay que intentar organizar los horarios de las actividades si es que esta idea del desconfinamiento por bloques se va a llevar finalmente a cabo. Eso no puede quedar a la libre voluntad de los empleadores, tiene que estar en manos del Estado. Eso se llama hacer gestión de la demanda. En el caso de Metro, que será un esfuerzo mayor, la idea es que la red esté repuesta completa”.

Castillo, a su vez, señala que “en España se definió el reparto de mascarillas para el transporte público. Yo hubiese esperado que en las cajas del gobierno se hubiesen incluido para aminorar los contagios ad portas de la fase de transición. La entrega de mascarillas democratiza el acceso”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.