Delegada presidencial de la RM tras operativo en barrio Meiggs: “No será una intervención de un día, pretendemos que sean soluciones sostenibles en el tiempo”

Delegada presidencial de la Región Metropolitana, Constanza Martinez.

"Como gobierno llevamos varias semanas muy preocupados y ocupados para poder recuperar aquellos espacios públicos que están tomados por verdaderas mafias y crimen organizado, en el mal llamado comercio ambulante” precisó Constanza Martínez, y enfatizó que “queremos que se vuelva a sentir la presencia del Estado".




La delegada presidencial de la Región Metropolitana, Constanza Martínez, abordó el operativo que se llevó a cabo durante la madrugada de este viernes en el barrio Meiggs.

En un intento por erradicar la venta irregular y a orden del gobierno, personal de Carabineros, en conjunto con la Municipalidad de Santiago y de Estación Central, retiraron los toldos azules que utilizan los comerciantes ambulantes en las veredas y calles del sector.

Tras la realización de dicho operativo, la autoridad regional precisó que “como gobierno llevamos varias semanas muy preocupados y ocupados para poder recuperar aquellos espacios públicos que están tomados por verdaderas mafias y crimen organizado, en el mal llamado comercio ambulante”.

“Queremos dar la señal de que efectivamente esto no va a ser una intervención de un solo día, sino que pretendemos que sean soluciones que sean sostenibles en el tiempo y que permitan recuperar los espacios públicos de todos y de todas”, complementó.

Minutos después, mediante su cuenta de Twitter, expresó que “queremos que se vuelva a sentir la presencia del Estado. Que volvamos a ser comunidad”.

“El trabajo colaborativo y silencioso da sus primeros frutos en la lucha contra el comercio ilegal pero falta mucho por avanzar en términos regionales”, agregó, y enfatizó que “vamos a seguir en ello”.

Mientras los toldos azules eran cargados en camiones para ser trasladados a recintos municipales, personal de Control de Orden Público (COP) de Carabineros debió contener a un grupo de manifestantes que protestaban contra la medida y que criticaron a las autoridades por no ofrecer una solución para regularizar su labor comercial.

El operativo en barrio Meiggs se suma al desalojo de vendedores ambulantes que también se ha realizado en el Metro, en estaciones como Unión Latinoamericana (ULA), Universidad de Santiago y Estación Central.

El miércoles, de hecho, cerca de las 20 horas se llevó a cabo un procedimiento en la estación Ñuñoa, de la Línea 6. Sin embargo, el hecho culminó con al menos ocho vigilantes lesionados, quienes fueron agredidos por los comerciantes.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.