Desarticulan laboratorio de drogas en Cerrillos: contaba con blindaje y túnel de escape

Departamento en la población Oreste Plath contaba con puertas y ventanas blindadas, además de un circuito cerrado de cámaras para vigilar las inmediaciones.


Personal de Carabineros desarticuló esta tarde un laboratorio de dosificación y distribución de drogas en la comuna de Cerrillos, el cual contaba con blindaje en sus puertas y ventanas, un circuito cerrado de cámaras y un túnel, también blindado, para escapar en caso de emergencia.

De acuerdo con la información policial, todo comenzó cerca de un mes atrás, cuando personal motorizado de la 34 Comisaría Vista Alegre de Cerrillos, fue atacado en la población Oreste Plath por un grupo de antisociales. Y aunque en ese entonces los delincuentes lograron escapar, se logró incautar una gran cantidad de armamento y municiones.

“Fue así que el comisario de la unidad, junto con la municipalidad, levantaron mucha información (…) Es por esto que el comisario, en forma no permanente pero focalizada, realiza fiscalizaciones en este sector”, indicó el coronel Gonzalo Urbina, de la Prefectura Santiago Rinconada.

En este marco, este martes se fiscalizó al interior de la población Oreste Plath un inmueble donde se realizaba venta clandestina de alcohol. Además, en el operativo se encontraron cerca de 300 kilos de carne en proceso de descomposición, la que estaba a la venta.

Y es en este despliegue, que “una pareja de motoristas detecta una transacción de droga en la plaza, iniciándose un seguimiento hasta un departamento en unos blocks” del lugar.

Ahí, señaló el coronel Urbina, se detectó “un laboratorio clandestino de dosificación de droga”, por lo que se solicitó la presencia de personal del OS7 de Carabineros.

El lugar contaba con dos puertas, una primera metálica y una segunda puerta de seguridad blindada. Misma condición tenían las ventanas del recinto. Al lado de la puerta había una ventana pequeña, que se utilizaba para concretar transacciones de droga. Finalmente, se conoció que el recinto contaba con un sistema de cámaras para monitorear los alrededores. Con todas estas medidas de seguridad, los delincuentes lograron escapar de Carabineros.

“Es un departamento que no se usa para pernoctar ni vivir, estaba destinado para el acopio y dosificación de drogas”, sostuvo la autoridad policial.

Aparte de todas las características señaladas, el recinto contaba con “una vía de escape, la cual también se encontraba con las paredes blindadas, lo que daba a un jardín trasero, y con escaleras que permiría a los antisociales darse a la fuga por el interior de otros block vecinos para eludir la acción de Carabineros”, manifestó el coronel Urbina.

La información se puso en conocimiento del Ministerio Público.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.