El diagnóstico de Abbott: Respaldo a agenda antidelincuencia del gobierno y al movimiento social "esencialmente legítimo"

Jorge Abbott

Además respecto a las críticas a los procedimientos abreviados a los que ha llegado el Ministerio Público por saqueos, afirmó que "me llama la atención que nuestros críticos son quienes han sido abogados de empresas, instituciones o personas que han accedido a suspensiones condicionales por hechos que han sido particularmente graves también, en el caso Penta, en el caso SQM, en el caso del senador Iván Moreira".




Esta mañana el fiscal nacional, Jorge Abbott, se refirió a los distintos hechos de contingencia que han marcado el trabajo del Ministerio Público desde el pasado 18 de octubre.

En conversación con T13 Radio se le consultó sobre las críticas que le han hecho a la Fiscalía por las suspensiones condicionales para los imputados por los saqueos, a lo que afirmó que "hay circunstancias donde pueda ser razonable llegar a una suspensión condicional. Lo que me llama la atención es que nuestros críticos son quienes han sido abogados de empresas, instituciones o personas que han accedido a suspensiones condicionales por hechos que han sido particularmente graves también, por ejemplo en el caso Penta, en el caso SQM, en el caso del senador Iván Moreira".

"Llama la atención que en este caso se haga presente una severidad que no tuvieron respecto de quienes ellos representaron en algún minuto", añadió el persecutor.

También se le preguntó sobre la información que han recopilado los servicios de inteligencia respecto al origen de los delitos más graves, y si esta información les había llegado: "La verdad es que no está en manos nuestras. La Ley de Inteligencia permite traspasar información al Ministerio Público para que este la pueda ocupar en sus investigaciones".

Movimiento social

También afirmó que "hay personas que se ven involucradas en algunos hechos que no tienen ese grado de lesividad y en consecuencia lo que corresponde es darles una salida diferente. Aquí no podemos señalar a todo el mundo, porque sino lo que estaríamos haciendo es criminalizar un movimiento social que ha sido esencialmente legítimo en cuanto no ha generado daños o perjuicios. Hay un pequeño grupo de personas que generan desmanes y ellos son el foco de nuestra atención".

Consultado sobre si en el contexto actual se podría entregar mayores sanciones a los delitos contra el orden público, afirmó que "la ley es la que hace la diferenciación. Uno es un delito de daños que tiene una penalidad bastante baja y el otro es el lanzamiento de bombas molotov que tiene un tratamiento bastante más severo. No podemos agregarle mayor severidad a conductas que la ley no le otorga esa severidad".

"El contexto no es lo que llega a definir la aplicación de la ley. No son elementos que pueda tomar en cuenta el Ministerio Público y el juez. Y quisiera recordar una intervención de uno de los abogados que nos reprocha las suspensiones condicionales, cuando el fiscal nacional Sabas Chahuán hizo presente el contexto social en el que se cometieron los delitos tributarios del caso Penta, él reclamó que se estaba presionando a los jueces y que no correspondía", sostuvo Abbott.

Proyectos de ley del gobierno

También se le consultó su opinión respecto a los proyectos antidelincuencia que se encuentra tramitando el gobierno, a lo que indicó que "hay que ver bien los términos en los que se describe el tipo penal, pero yo creo que es un avance. Es decir, que las personas participen en este tipo de manifestaciones a cara descubierta, de modo que se hagan responsables de los hechos que cometen durante las manifestaciones".

"(La ley antibarricadas) Puede eventualmente cooperar. Hoy las barricadas en las carreteras y que producen un daño enorme no tienen, probablemente, la sanción penal que merecerían por el daño que producen. Estamos abiertos a ver y opinar en lo que dice relación con legislaciones que puedan hacer más severas las sanciones de ese tipo de conductas", añadió.

Comenta