Dictan suma urgencia a proyecto de “Ley Uber”

Autor: O. Fernández

La ministra de Transportes, Gloria Hutt.

Iniciativa se encuentra en su primer trámite legislativo en la Cámara, luego de que el Ejecutivo definiera normas de calidad del servicio y de seguridad para los usuarios.


Suma urgencia dispuso el gobierno al proyecto de ley que regula el funcionamiento de las aplicaciones ligadas al transporte como Uber y Cabify. La iniciativa se encuentra en su primer trámite legislativo en la Cámara, luego de que el Ejecutivo definiera normas de calidad del servicio y de seguridad para los usuarios.

La ministra de Transportes, Gloria Hutt, dijo ayer que esta tramitación poseerá “suma urgencia”. Ello implica que la discusión debe ser realizada en 15 días, para que el proyecto sea despachado y enviado al Senado.

“Hemos cambiado a urgencia suma, resguardando la posibilidad de que los gremios sean invitados, porque nos parece muy importante que esta discusión tenga lugar en el Congreso”, dijo Hutt.

Entre las exigencias que establece el proyecto está la formación de un registro que administrará el Ministerio de Transportes sobre los automóviles y los pilotos que ofrecen este servicio, con el fin de que estén identificados, tal como sucede con los taxis.

También se contempla que los conductores cuenten con licencia profesional A1, además de que deberán entregar un certificado de antecedentes penales, consumo de drogas, de alcohol o delitos sexuales, entre otros, con el objetivo de dejar fuera a los que poseen sanciones por mal manejo en las calles.

La iniciativa legal también plantea que las compañías dedicadas al rubro deberán iniciar actividades en el país y hacerse responsables en caso de accidentes o de calidad del servicio. Con ello, las firmas no podrán argumentar que solo proveen la tecnología.

También se exigirá que las plataformas realicen la contratación de seguros para proteger a los pasajeros en caso de siniestros viales.

Por último, la normativa define un esquema de sanciones para empresas y conductores, las que pueden fluctuar entre 10 a 100 Unidades Tributarias Mensuales ($ 477 mil a $ 4,7 millones) por incumplimientos a la ley.

En el texto en discusión, además, se establece que habrá requisitos técnicos de antigüedad, seguridad y capacidad de los vehículos (por ejemplo, número de asientos). La empresa Uber, por su parte, planteó a través de un comunicado que está de acuerdo con un “marco regulatorio definido, que promueva mayor seguridad, no discrimine a los usuarios y fomente el emprendimiento”.

Seguir leyendo