Eduardo Silva, rector UAH sobre ingreso al Cruch: “La incorporación beneficiará al conjunto del sistema”

Autor: Michel Nahas

Eduardo Silva, rector UAH.

El sacerdote jesuita asegura que la integración al Consejo de Rectores va a contribuir a “poner en valor” el aporte de planteles públicos no estatales.


¿Cuáles son las motivaciones para ingresar al Cruch? ¿Qué esperan aportar?

Nuestra participación y la de otras universidades que cumplan con los requisitos establecidos fortalecerá al Cruch como contraparte del Mineduc en el diseño e implementación de la política de educación superior del país. Esperamos que esto contribuya a poner en valor el aporte de los proyectos universitarios públicos no estatales, sector que ha prestado un enorme servicio al sistema de educación superior y a Chile. Al país no le hace bien reconocer solo a universidades que habían nacido antes de 1981. La incorporación al consejo beneficia particularmente a la universidad, y más aún al conjunto del sistema. Este se fortalece con el reconocimiento del carácter público de la U. Alberto Hurtado y de otras universidades que meritoriamente cumplan con los estándares de calidad requeridos.

¿Cómo cree que impactarán al sistema estas posibles incorporaciones?

Uno de los principales avances es que existirá un mecanismo, conocido y transparente, que permitirá el acceso de todas las universidades que cumplan con lo exigido. Pero, además, al sistema le hace bien reconocer el carácter público de instituciones de calidad e inclusivas, porque reconoce el desarrollo universitario de los últimos 37 años. Con la apertura del Cruch, el que gana es el país, porque reconoce proyectos universitarios públicos no estatales, sector que no había sido debidamente visibilizado ni legitimado como actor relevante en el sistema de educación superior chileno.

¿Consideran que el hecho de ingresar al Cruch les va a permitir acceder a fondos basales que les permita paliar el déficit que les ha generado financiar la gratuidad?

Esperamos que el déficit que genera la gratuidad sea abordado mediante la revisión de la fórmula de cálculo de los aranceles regulados y el aporte compensatorio para investigación. Esto deberá aplicar para todas las universidades en gratuidad, no solo para las que formen parte del Cruch.

Una vez dentro tendrán que formar parte del hasta ahora G9, ¿sienten que tienen puntos comunes con ese grupo de universidades? ¿Tiene sentido levantar un tercer bloque?

Desde su fundación, la U. Alberto Hurtado se ha definido como una universidad con fines públicos, lo que se ha evidenciado en un proyecto académico complejo (que cumple las tres funciones propias de toda universidad: docencia, investigación y vinculación con el medio), de calidad (la UAH está acreditada por cinco años en las cinco áreas existentes), inclusivo y pertinente a las necesidades del país. Esto hace que tengamos una gran coincidencia de proyectos con las universidades del G9. Sin embargo, creemos que el aporte de las universidades estatales es insustituible y que colaborar con ellas será un gran aporte para todos.

Seguir leyendo