Ejército refuerza seguridad en recintos atacados

Imagen tejas

El Cuartel N° 2 de Ingenieros Militares, de San Antonio, registró daños producto de una turba.

Comandante en jefe envió un mensaje a los miembros de la institución, subrayando el deber de defenderse.




Tras los ataques ocurridos en las últimas 48 horas a tres cuarteles militares -Copiapó, Iquique y San Antonio-, el Ejército reforzó el personal que protege los accesos y perímetros de estos recintos.

"Se ha dispuesto que personal de las mismas unidades afectadas apoye los turnos de vigilancia, mientras se efectúan las reparaciones a los daños causados, lo cual no implica el traslado de militares desde otras instalaciones", informó el Ejército.

En el Cuartel N° 2 Escuela de Ingenieros Militares de San Antonio, también conocido como Tejas Verdes, la institución castrense efectuará una la licitación pública para reconstruir la muralla derribada el lunes por una turba, que también quemó un camión fiscal.

Toda la jornada del martes fue tensa en esta comuna. Desde las 7.30 horas, personal municipal retiraba, con maquinaria pesada, los restos de señaléticas y semáforos dañados tras las protestas.

También los vestigios de las barricadas de gran envergadura instaladas al norte del sector, donde se ubica el cuartel militar. El alcalde Omar Vera dijo que "debe haber un grado de respeto mutuo que permita la convivencia social, porque si un sector no respeta a otro se dan estas confrontaciones".

"Legítima defensa"

Producto de estos incidentes, el comandante en jefe del Ejército, general Ricardo Martínez, envió hoy una carta a todos los miembros de la institución, en la cual aseguró que están "mandatados por ley para proteger, en virtud de legítima defensa, su propia vida con los medios que el Estado de Chile ha puesto a disposición de la institución para el cumplimiento de su misión constitucional, tarea para la cual siempre cuentan y contarán con todo el respaldo del mando en jefe".

Agregó que "la prudencia ha sido la virtud con la cual se han enfrentado los distintos hechos de violencia que nos han afectado, pero ello no debe ser confundido por quienes provocan o atacan instalaciones militares con tibieza o falta de decisión en el cumplimiento de nuestras obligaciones militares, más aún cuando actuamos al amparo de la ley y con la gradualidad, racionalidad y proporcionalidad en el uso de nuestras capacidades".

Comenta