Embajador Monckeberg: “Cuando hay una superposición de 5 mil kilómetros cuadrados sobre un universo de 25 mil, lo que corresponde en dos países civilizados es sentarse a conversar”

Nicolás Monckeberg. Foto: Agencia Uno.

"Argentina reclama que es la extensión de su plataforma continental, Chile reclama un derecho que es anterior", explicó la autoridad diplomática, destacando además que hay voluntad de diálogo y señalando que eso se va a expresar en "una serie de reuniones que se van a ir produciendo, esperamos que sea en los próximos días”.




El embajador de Chile en Argentina, Nicolás Monckeberg, se refirió este martes a la acusación que hizo el Ministerio de Relaciones Exteriores del país trasandino respecto a la plataforma continental austral.

La cancillería argentina emitió un comunicado el sábado cuestionando una medida del gobierno de Chile publicada en el viernes y fechada el pasado 23 de agosto en el Diario Oficial “relativa a espacios marítimos”, según expusieron. En el documento se señala que con la publicación aludida Chile pretendía apropiarse de “una parte de la plataforma continental argentina y de una extensa área de los fondos marinos y oceánicos”.

En entrevista con Radio Duna, Nicolás Monckeberg, reiteró los planteamientos que hicieron el Presidente Sebastián Piñera y el ministro de Relaciones Exteriores, Andrés Allamand sobre el tema, en torno a que Chile actualizó sus cartas de navegación y está ejerciendo un derecho legal en la zona.

“Chile tal como se ha dicho, lo dijo el Presidente, lo dijo el Canciller, lo que está haciendo es ejercer un derecho, un derecho que emana de la propia Convención de Mar y del derecho internacional, que consiste básicamente en el derecho a la plataforma continental legal, aquella que emana desde la ribera de las Islas Diego Ramírez 200 millas marinas”, señaló la autoridad diplomática.

Monckeberg explicó que “estamos hablando de un espacio de plataforma que es el suelo, subsuelo, no es el mar, de cerca de 25 mil kilómetros cuadrados y donde efectivamente hay una superposición de 5 mil kilómetros cuadrados aproximadamente que es la que Argentina reclama como plataforma continental extendida, que es distinta, que es aquella que hay que probar físicamente, que va más allá de las 200 millas marinas”.

La autoridad precisó que “de alguna forma hay una superposición en 5 mil kilómetros cuadrados. Argentina reclama que es la extensión de su plataforma continental, Chile reclama un derecho que es anterior, que es su plataforma legal”.

“Chile no tiene que probar geológicamente nada respecto de lo que se está hoy día reclamando, porque Chile está reclamando el suelo y subsuelo de sus 200 millas marinas. Si quisiera ir más allá de sus 200 millas marinas tendría que entrar a probar con estudios como lo hizo Argentina el año 2009″, argumentó.

Asimismo, el embajador Monckeberg destacó que “si hay algo que no hay diferencias con Argentina y no ha habido es en esa vocación que los dos países han demostrado de que este tipo de diferencias se zanjan, se solucionan y se han solucionado históricamente por la vía diplomática, conversando, sentados en la mesa”.

El embajador sostuvo que la situación “se conocía, no hay sorpresa de que aquí hay una diferencia, que Chile está obligado y necesita y es correcto que actualice sus cartas de navegación”.

“Cuando hay una superposición de 5 mil kilómetros cuadrados sobre un universo de 25 mil, lo que corresponde en dos países civilizados es sentarse a conversar y el resto está de más”, señaló, agregando que ambos países “tienen la voluntad y así lo han expresado de que esta diferencia se saque adelante mediante conversaciones”.

Respecto a la concreción del diálogo, la autoridad dijo que “esperamos que sea pronto, hay muchas conversaciones, no tiene una inmediatez de horas y tampoco es una sola reunión, sino que una serie de reuniones que se van a ir produciendo, esperamos que sea en los próximos días”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.