Este año marca récord de portonazos y delito migra a otras comunas

Portonazo-820x385

Referencial

Entre enero y mayo, la zona oriente de Santiago registra 727 casos, más que los 491 de 2017. En Lo Barnechea el ilícito bajó un 449% y en Ñuñoa subió un 55%.




El fenómeno delictual conocido como portonazo está lejos de desaparecer. Este año se presentó con más fuerza que nunca, pues los primeros cinco meses de 2018 registran el récord de este tipo de delito en la zona oriente de la Región Metropolitana.

Las cifras recopiladas por el Ministerio Público revelan que entre enero y mayo de 2016 (año en que empezó a medirse este fenómeno) los portonazos alcanzaron los 636 casos. En 2017 el ilícito pareció estar controlado, pues bajó a los 491. Y ahora, en 2018, las causas se dispararon hasta las 727. Esto implica que hubo un incremento de un 48% entre el año pasado y este.

El desglose de esta información fue recibida ayer por los alcaldes de las municipalidades de la zona oriente de Santiago, a través de un correo electrónico enviado por el fiscal regional Manuel Guerra. En el e-mail se adjuntó un boletín estadístico de 32 páginas, en las cuales se detallan los datos asociados a este delito.

"Considero que la información contenida en este informe, que remitiremos mensualmente, puede ser de utilidad para la disposición de medidas preventivas en sus comunas y para coordinar el trabajo de Carabineros de Chile", decía el e-mail enviado por Guerra.

Sin embargo, el estudio no solo arroja el incremento de los delitos. También determinó que los portonazos han migrado, presentándose con mayor regularidad en comunas en las cuales antes este era un fenómeno más bien aislado.

Al elaborar la tasa cada 100 mil habitantes, y comparar 2018 con lo promediado entre 2016 y 2017, se puede observar que en Lo Barnechea los portonazos cayeron un 449%. También hubo caída en Las Condes (-119%) y Vitacura (-42%). En la otra cara de la moneda están Ñuñoa, donde este delito aumentó un 55%, Macul (47%) y Peñalolén (42%).

Al respecto, el alcalde de Lo Barnechea, Felipe Guevara, señaló que "estoy muy contento. Se debe a la coordinación con las policías, con los vecinos, la municipalidad y la fiscalía, y decir que las políticas que hemos implementado están dando resultados; me alegro de que seamos una comuna un poco más segura".

En tanto, desde la Municipalidad de Ñuñoa señalaron que la zona "se vio fuertemente afectada por este fenómeno a partir de diciembre, enero, febrero y la primera quincena de marzo, por cuanto al ser una comuna de coexistencia social, existen variables que son atractivas para el delincuentes, tales como el aumento de la densidad de flujo vehicular, alta gama de vehículos, concentraciones masivas por entretención o espectáculos y vías accesibles para el escape".

El municipio, eso sí, aclaró que durante este mes no se han registrado portonazos, reflejo del aumento de la presencia de Carabineros y la PDI en las calles, por un trabajo mancomunado entre ambas policías y la municipalidad.

Horarios, días, marcas

Según el análisis realizado por el Ministerio Público, en mayo este tipo de delitos ocurrió con mayor frecuencia en la noche (90 casos), lo que equivale al 64 % del total de los portonazos en la zona oriente.

También se detalla, uno por uno, los modus operandi con que los delincuentes concretaron los delitos. El más recurrente fue la interceptación en la vía pública (38%), seguido del robo del auto mientras el conductor va entrando a su casa (23%).

En cuanto a las marcas que más roban, según la Fiscalía Oriente, Chevrolet (11%) es la primera. Después aparecen Hyundai (9%), Kia (9%), Peugeot (7%) y Toyota (6%).

Respecto del alza de los portonazos en la zona oriente, el comandante Álex Chaván, jefe de Sección de Encargo y Búsqueda de Vehículos (SEBV) de Carabineros, dijo que "ha existido un aumento de este tipo de delitos durante este año, fenómeno que durante el mes de junio debería marcar una tendencia a la baja en aquellos robos".

Agregó que "esta problemática se está atacando de diferentes formas. La primera es a través de un trabajo sistemático y científico-técnico, entre el SEBV y la fiscalía, mediante investigaciones que buscan la recopilación de medios de prueba que aseguren que los miembros de las bandas detectadas sean sacados de circulación por la mayor cantidad de tiempo posible".

El oficial explicó, además, que "la otra forma son los excelentes resultados que han tenido las rondas masivas de Carabineros".

Por su parte, David Rozowski, director ejecutivo de la Fundación Ciudadano Seguro, dijo que "el delito siempre va corriéndose, es lo que se llama efecto globo. Cuando una comuna activa la seguridad, trabaja contra la delincuencia. Entonces, el delincuente se va a la comuna del lado".

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.