Jueza dicta embargo de bienes de Fuente-Alba por $ 3.500 millones tras procesarlo

Ministra Rutherford imputó malversación a exjefe del Ejército por financiar viajes y realizar compras con dineros públicos. La retención será por el mismo monto por el cual se le encausó. La defensa del exoficial apelará.


La ministra en visita que investiga el fraude en el Ejército, Romy Rutherford, solicitó que el ex comandante en jefe de la institución castrense, Juan Miguel Fuente-Alba, se presentara en su despacho cerca de las 14.00. El general (R) cumplía así su quinto día de arresto y se le comunicaría el futuro de la investigación en su contra. La jueza, en esta instancia, le informó que lo sometió a proceso por el delito de malversación de caudales públicos, por cerca de $ 3.500 millones.

La cifra impactó al interior de las huestes uniformadas, dado la envergadura de lo supuestamente malversado, tomando en cuenta que en la investigación por el fraude mediante la Ley Reservada del Cobre, en cuatro años, abarca un monto cercano a los $ 5.500 millones. Así, lo atribuido a Fuente-Alba (quien lideró el Ejército entre 2010 y 2014) es más de la mitad de este dinero.

En la investigación de la justicia militar, la cual comenzó con el ministro en visita Omar Astudillo, se investiga el patrimonio del general (R) Fuente-Alba, bajo la figura de incremento injustificado de patrimonio, dado que registraba un alto número de bienes. También se indaga el uso de los gastos reservados y los viajes del oficial (R) con familiares.

Un informe de PDI con el análisis de los bienes del exuniformado fue clave al momento de decidir el procesamiento. Este llegó a mediados del mes pasado al tribunal y abrió la última llave que le bastaba a Rutherford para encausar al ex alto oficial.

Fuente-Alba declaró cuatro veces ante la ministra en visita como inculpado y, tras el procesamiento, Rutherford ordenó su prisión preventiva. De esta manera se transformó en el segundo ex comandante en jefe del Ejército encausado en un mes, tras Juan Emilio Cheyre.

La jueza imputó a Fuente-Alba la malversación de más de $ 2.900 millones a 2014, lo que en dinero actual alcanza casi los $ 3.500 millones. El procesamiento de la Justicia Militar da cuenta que “los antecedentes de los viajes realizados por el encartado Fuente-Alba (…) no solo dan cuenta que este viajó en sus comisiones de servicio acompañado de su cónyuge sino, además, de los altos valores pagados por la Comandancia en Jefe con ocasión de estos viajes, lo que los incluía a ellos y a su comitiva, tanto en cuanto a tickets aéreos, como alojamientos y traslados”.

Sin embargo, según fuentes del caso, esto no quiere decir que solo se le impute la malversación por los viajes realizados, sino que además este desfalco estaría asociado también a la compra de bienes inmuebles, vehículos y transacciones a terceros, a través de gastos reservados que deben ser usados solo en materias de seguridad nacional.

De hecho, no solo la compra de bienes es lo que se le imputa en el procesamiento, sino que también los mantenimientos que se le hacían a la casa del general con dinero fiscal.

Además, junto con procesar al ex comandante en jefe, la ministra Rutherdord ordenó el embargo de sus bienes por un total de $ 3.500 millones, atendido el delito perpetrado.

En tanto, como se le imputa el delito de malversación en carácter de reiterada, en concordancia con el Código Militar, Fuente-Alba arriesgaría una pena efectiva de cárcel de 15 años.

El exgeneral fue devuelto al Regimiento de Policía Militar en Peñalolén en horas de la tarde, donde ahora entrará a cumplir la prisión preventiva hasta que su defensa apele, lo cual no se hizo este martes en el tribunal, sino que se realizará entre este miércoles y el jueves.

La abogada de Fuente-Alba, Joanna Heskia, señaló que “tenemos que analizar el procesamiento. Pediremos su libertad mañana, y probablemente apelamos al procesamiento”.

Por su parte, Fuente-Alba declaró este martes antes de ser procesado y podría seguir haciéndolo, mientras se decretan otras diligencias. Hasta ahora no ha sido careado con ningún otro procesado.

Seguir leyendo